Un hombre denunciado por abuso sexual circula libremente por las calles de Río Gallegos y piden que la justicia active la causa

Radio Nuevo Día dialogó con la mujer a cargo de la menor y denunciante ante la justicia y con quien la adolescente vive hace un año, lapso en el cual le contó la aberración sufrida por parte de su padre, lo que motivó la denuncia en el Juzgado de Instrucción N°1 a cargo de la jueza Marcela Quintana quien dispuso una restricción que no es respetada.
martes, 6 de octubre de 2020 · 21:51

De un tiempo a ésta parte, se desató una ola de denuncias de abuso sexual en Río Gallegos, generando una red de contención para quienes permanecieron quien sabe cuanto tiempo con el grito atragantado y las lagrimas como compañeras, muchas veces, de un proceso tan doloroso como interno. 

Pero cada nueva revelación fue animando a alguien más a tomar la palabra y contar su vivencia, su dolor, sosteniéndose en esas redes que se tejen cuando alguien está en caída y necesita de los brazos de alguien más para salir adelante. 

Ese también es el caso de Paola, que se animó a denunciar a quien y de quien se separó por su violencia recurrente, la que también sufrió la hija de él G.C.M por sus iniciales y a quien, según denunciaron, también abusó. 

Radio Nuevo Día entrevistó Paola, denunciante quien señaló inicialmente: "La conocí porque tuve una relación con su papá, evidentemente por la gran violencia de este hombre, me fui, antes se fue la gorda que lo denunció por maltrato y violencia" luego de ello la joven se mudó con con ella y en un momento de mucha angustia, confesó que  "el padre la abusó."

A su vez señaló que la adolescente, hoy de 17 años, está contenida y llevando adelante un tratamiento psicológico, además de ir a talleres artísticos pero que a pesar de ello, sigue temiéndole al padre quien, a pesar de tener restricciones, no las cumple. 

Por último señaló que colabora con distintas entidades para limpiar su nombre y trabaja a su vez en una empresa del sector petrolero. 

Mañana, Paola y la joven formarán parte de la manifestación que se desarrollará a las 11.00 contra la paralización distintas causas de abuso, unificarán un grito, un sentimiento y una intención, buscando sanar lo que aún duele. (El Diario Nuevo Día)