Presidenta y vice de CONMUJER renunciaron por razones políticas

Romina Behrens y Patricia Alonso presentaron su dimisión al coordinador de Políticas Públicas de la municipalidad, David Catrihuala, notificándolo de la decisión argumentada en la falta de intención por parte de la gestión municipal para abordar los temas propuestos por el consejo consultivo. "No podemos asesorar a quien no quiere ser asesorado"
jueves, 12 de noviembre de 2020 · 17:27

Romina Behrens y Patricia Alonso presentaron su renuncia a la presidencia del CONMUJER, consejo consultivo en el que se abordan temáticas sensibles en géneros y diversidad, pero al cual señalan que no escuchan, al igual que a los demás consejos y en ello argumentan su renuncia, presentada en el mediodía de hoy a David Catrihuala, coordinador de políticas públicas del municipio de Río Gallegos.

Los motivos, expresados en la presentación firmada por ambas, son políticos y residen en la falta de respuestas a la intención de impulsar desde el consejo, políticas públicas para mujeres y diversidades, haicendo referencia a los múltiples pedidos de encuentro, tanto con el intendente, como con la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia. 

"Nuestras principales preocupaciones tenían que ver con la situación de la Dirección de Políticas Género dado que no contaban con equipos profesionales y las misiones y funciones del área son escuetas para las necesidades de nuestra comunidad. Desde CONMUJER solicitamos audiencia con el Intendente reiteradas veces y con insistencia y no hemos sido atendidas durante todo el 2020." resaltaron en la presentación. 

A su vez, manifiestan que los pedidos de informes sobre Género y Diversidad, tampoco fueron respondidos. A propósito de ello expresaron: "Lamentablemente, no creemos que el motivo sea la pandemia sino la falta de interés por el rol que tienen los Consejos Municipales y muy particularmente, por lo que este Órgano Consultor tenga para decir" y agregaron que no pueden asesorar a quien no quiere ser asesorado.

Quedan truncos los proyectos de creación de un Protocolo de Actuación ante situaciones de violencia en el ámbito de la Municipalidad o la modificación de las ordenanzas para no permitir la designación de cargos políticos a personas que tuvieran antecedentes de violencia de género o tengan denuncias consideradas graves.

Una renuncia que llama la atención en un tema delicado que ataña a la sociedad en su conjunto y que precisa de espacios que piensen soluciones para esas problemáticas que afectan notablemente a la sociedad argentina. (El Diario Nuevo Día)