Potenciar Trabajo: cómo es el programa que podría reemplazar al IFE

Potenciar Trabajo, el programa nacional de inclusión socio productiva que une a Hacemos Futuro y Salario Social Complementario en una única iniciativa, es la opción que cada vez gana más fuerza en el Gobierno para convertirse en una suerte de reemplazo del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). 
sábado, 10 de octubre de 2020 · 08:52

Descartada ya casi de hecho la posibilidad de que el Estado entregue una cuarta edición del bono de $10.000, el objetivo ahora está puesto en avanzar hacia un proyecto que también implique el pago de algún monto, aunque a cambio de formarse laboralmente, capacitarse en un oficio o concluir los estudios.

De qué se trata Potenciar Trabajo
Además de brindar herramientas para la formación laboral, certificación de competencias o la conclusión educativa, el programa contempla la creación y promoción de unidades productivas que son gestionadas por personas físicas que se encuentran en situación de alta vulnerabilidad social y económica.

A su vez, los beneficiarios reciben el Salario Social Complementario, que consiste en un apoyo económico igual al 50% del salario mínimo, vital y móvil, que actualmente equivale a $16.875.

Cómo es el formato de los subsidios
El programa también estipula la entrega de subsidios para la creación de Unidades de Gestión que desarrollen proyectos socio productivos, socio laborales y socio comunitarios.

Estas unidades se conforman a través de organismos públicos (municipios y provincias) o por organizaciones de la sociedad civil y apuntan a posibilitar la inserción laboral y productiva.

Hasta el momento, según cifras del Ministerio de Desarrollo Social, ya son 560.275 los beneficiarios de este plan.

Cómo formar parte del programa
En el caso de las personas que participan de proyectos socio productivos, socio comunitarios o socio laborales, deberán:

Integrar una Unidad de Gestión en la que realicen alguna de estas actividades: tareas de cuidados, reciclado y servicios ambientales; construcción; infraestructura social y mejoramiento barrial y habitacional; agricultura familiar y producción de alimentos; producción de indumentaria y otras manufacturas; y comercio popular.

Además, tendrán que cumplir con esas actividades durante un promedio de 80 horas mensuales y poder acreditarlas.
Aquellos que se encuentren bajo la modalidad Terminalidad Educativa (finalización de la primaria y la secundaria) deberán acreditar que cursan esos estudios con una presentación ante Anses del Formulario de Terminalidad Educativa (FOTE), certificado por la autoridad educativa correspondiente.

No obstante, como consecuencia de la emergencia sanitaria, esta presentación se encuentra suspendida hasta la oficialización del nuevo ciclo lectivo.

Qué plantea el Gobierno
El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, destacó que Potenciar Trabajo “es una fusión del conjunto de planes sociales que ya existían y un esquema de cinco sectores productivos para vincular los planes con trabajo y marcar un camino de salida para las personas».

El objetivo, según expresó, es buscar «pasar de la asistencia alimentaria al trabajo, porque en 2021 el eje del trabajo va a adquirir un peso mayor en el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social».

«En esta primera etapa se apunta a generar oportunidades laborales para 300 mil personas de esa base. Para ello se crean unidades de gestión productivas, se destinan subsidios y créditos no bancarios a tasas bajas para la compra de máquinas, herramientas, insumos y bienes de capital y prevé un ingreso protegido al empleo: los titulares que ingresen en el mercado formal de empleo, y sus ingresos superen el salario mínimo, vital y móvil, permanecerán en el programa durante el primer año de la relación laboral», indicó.