“Los juicios abreviados por confesión implican llevar adelante un juicio mucho más rápido”

El Doctor Joaquín Cabral, Juez ante la Cámara Criminal Oral de Río Gallegos, contó a Radio Nuevo Día acerca de esta nueva modalidad de desarrollar juicios de manera remota. Explicó los alcances de un juicio abreviado y la suspensión de las audiencias por el caso Maillo.
viernes, 23 de octubre de 2020 · 21:05

La pandemia paralizó en muchos aspectos el accionar de la justicia. Pero la necesidad de llevar adelante los juicios hizo que, desde la Cámara Criminal Oral de la primer Circunscripción Judicial de Río Gallegos, se comenzara a trabajar de manera remota para el desarrollo de audiencias.

El Doctor Joaquín Cabral, uno de los jueces que compone el Tribunal explicó en el programa "Arriba el Día", que se emite por Radio Nuevo Día, de que manera se logró avanzar con este sistema y, además, las pautas necesarias para llevar adelante los juicios conocidos como “abreviados”.

Es así que el magistrado dijo: “Hemos comenzado con esta metodología, ya se llevó a cabo el segundo juicio, que yo no forme parte del Tribunal porque se trataba una causa en la que había varios autores y ya años atrás presidí el Tribunal y no podía intervenir por este nuevo imputado”.

Los juicios remotos llevan “un despliegue básicamente centrado en el esfuerzo y la creatividad, tanto de la secretaria como del cuerpo técnico de la Cámara”.

Las condiciones tecnológicas “por ahí no son las mejores, pero se lleva adelante con bastante incidencia de la creatividad de la gente que participa”.

El doctor Cabral explicó que se lleva adelante esta nueva experiencia de manera remota. Así “nos hemos estado arreglando para llevar estos juicios y hay dos mas programados para este mes”.

Los juicios abreviados son aquellos en los que se “evalúa la declaración indagatoria o la confesión del imputado porque previamente tanto el fiscal como la defensa, están habilitados para acordar que preste declaración indagatoria y que esta confesión sea lisa y llana en el reconocimiento de los hechos imputados”, ahí “se prescinde de la declaración testimonial de testigos y si así no lo fuere se suspende el juicio y se continúa normal”. Cabral aclaró que las partes son las que proponen, pero es el Tribunal el que decide si “es admisible o no”. Pero estos juicios abreviados “por confesión implican llevar adelante un juicio mucho más rápido”.

Suspensión de juicios

Más adelante el magistrado contó que existen causas en las que los juicios “hay que trabajarlos en varias jornadas y con la precaución de evitar cualquier tipo de circunstancias que puedan obstaculizar las audiencias”.
En el caso de Maillo, primero se pasó para noviembre, “pero lamentablemente, y lo digo con resignación, porque todos queremos que se desarrollen estos juicios y que podamos tener una pronta decisión para todas las partes” se decidió aplazarlo para marzo del año que viene. 

“Los retrasos nos causan decepción y la pandemia nos esta jugando en contra y también la infraestructura de los edificios que no están preparados para llevar adelante audiencias complejas con gran asistencia de gente”.