“Mandan camisolines transparentes, barbijos quirúrgicos que se rompen enseguida y los barbijos N 95 sin marca”

Así lo indicó a Nuevo Día una de las enfermeras de terapia que afronta un día clave, este miércoles 23 de septiembre, con las camas ocupadas al 100 por ciento.
miércoles, 23 de septiembre de 2020 · 12:37

El hospital de Río Gallegos tiene a los pocos profesionales que quedan trabajando a destajo para atender a muchos infectados con coronavirus.

Según comentó el doctor Sánchez Céspedes, en las últimas semanas se contagiaron 40 enfermeros y 20 médicos, por lo que el personal es reducido.

En este caso, Nuevo Día habló hoy al mediodía con una de las enfermeras de terapia, quien comentó que “los insumos son los peores”.

“Nos mandan camisolines transparentes, barbijos quirúrgicos que se rompen enseguida y los barbijos N 95 sin marca y que se ve que un filtro de café, que té filtra más que ese barbijo. Así nos vamos a enfermar todos”, afirmó.

Contó que en este momento medicación hay, aunque “igual a veces falta” para sedación o miorrelajantes. Además, dijo que antibióticos también hay.

Sin embargo, advirtió que “personal cada vez hay menos y el que está, está muy cansado”, a lo que sumó: “Los colegas recuperados de covid quedaron con secuelas así que no aguantan estar tanto tiempo con lo EPP. Seguimos sobrecargados haciendo horas extras que encima no nos pagan”.

Como si esto fuera poco, contó que hay gente trabajando como monotributistas, esperando contrato y nada.

“Desde el ministerio nunca nos ayudaron y vienen ignorando todos nuestros pedidos que no son sólo económicos, sino que hace mucho se viene pidiendo enfermeros porque sabíamos que esto iba a pasar. Ahora tenés las tres terapias llenas y poca gente que atienda a los pacientes”, señaló.

Para finalizar, sostuvo:  “Así cuidan a la población y así no cuidan a nosotros.  No sentimos el acompañamiento de las autoridades, porque no aparecen, pero sí de la gente”. (El Diario Nuevo Día)