Los nietos del abuelo acusado de abuso salieron en su defensa

Mediante una carta que hicieron llegar a nuestra redacción los nietos del hombre acusado hicieron su descargo. "Todos vivimos desde muy chicos ahí y siempre los tratos fueron iguales para todos, jamás nos hizo daño", relataron a Nuevo Día.
martes, 29 de septiembre de 2020 · 00:55

Luego hacer pública una grave denuncia en contra de su propio abuelo,  a quien acusa de presuntos hechos que le sucedieron cuando era una niña. Durante el transcurso de la noche de este lunes llegó un pedido de los restantes familiares del Ítalo R.

Los numerosos  nietos que tiene (son 18) y que desconocen la denuncia de su otra familiar directa enviaron a Nuevo Día, una carta en la que quisieron relatar sus vivencias con su abuelo.

La carta

“Somos nietos de José Ítalo R .y nuestras vivencias son estás: cuando estábamos con mi abuelo siempre fue  y es una parte fundamental en nuestras vidas, desde que éramos muy pequeños .siempre nos cuidaba, nos brindaba cariño sin pedir nada a cambio”, indicaron en la misiva.

“Tenemos muchas experiencias vividas con él y jamás nos hizo daño alguno, siempre con sus bromas nos cuidaba y hasta el día de hoy nos comprende y nos demuestra su cariño. Hoy estamos acá sentados escribiendo esto porque nuestro abuelo es muy importante para todos nosotros y a través de esto queremos expresar nuestros sentimientos hacia él”, remarcaron.

Los tratos siempre fueron y son iguales, (sin diferencias) entre nosotros, jamás nos hizo daño.

Mi abuelo nos hacía la merienda, íbamos a pescar, nos llevaba en bicicleta, íbamos a pescar  y jamás nos hizo sentir incómodos en nada .Solo queremos decirles que acá estamos abuelo para apoyarte, porque sos inocente”, indicaron en su escrito.

Sensaciones

La carta se encuentra dividida en varios párrafos escritos por distintos nietos del hombre  razón por la cual se ha editado debido a lo extensa de la misma.

Otro de sus nietos manifestó :"Mi abuelo nunca me hizo nada malo, sus formas de jugar conmigo siempre eran como las de un abuelo, siempre eran cosquillas en la panza,  solía apretarnos los cachetes, siempre jugábamos, sin nada extraño o incomodo, me llevaba a andar en bici y jamás viví, nada extraño”, relató otro.

“Mirábamos dibujitos mientras merendábamos, no estaba sola en ningún momento porque la casa siempre estaba frecuentada de gente, siempre sus tostadas con manteca era la merienda de la mayoría de nuestros días, jugábamos a las cartas, ordenábamos la casa, veíamos tele, a veces lo acompañaba a comprar y éramos los dos, y nunca nada pasó”, contaron.

“La experiencia que tuvimos con nuestro abuelo fue y es una relación muy especial de cariño y amor”.

“Soy la nieta mayor y también quiero hacer mi  descargo en relación a los dichos sobre mi abuelo Ítalo mí abuelo siempre fue una persona tranquila  jamás molestó a nadie,  convivió conmigo y mis 5 hermanos .Muchas veces ha quedado solo conmigo y hermanos y jamás nos tocó un pelo siempre con su humor de pelearnos, siempre  con nosotros no entiendo cómo pudo abusar de esa persona si mi abuelo prácticamente nunca estaba en su casa, siempre  estaba días o semanas en el campo”, dijo la nieta mayor.

 “En casa de mi abuela siempre había gente, nunca quedaba sola la casa ya que  si no estaban los  nietos estaban los hijos o mí abuela pero jamás mí abuelo solo. A mí casa siempre llegaban amiga, vecinas, primas  y cada una de ellas puede decir que mi abuelo jamás se propasó con ninguna. Hay mucha gente que dicen que los niños no mienten y si tienen toda la razón los niños no mienten pero los adolescentes hoy en día viven mintiendo están en la etapa donde se descarrilan”, dijo.

“El tiempo no se detiene, pasa muy rápido desde que éramos chiquitos siempre estabas y estás con nosotros y jamás nos dejastes solos”, indicaron.  Diario Nuevo Día