Decomisan 364 kg de asado con hueso vencido, oculto y no declarado con rumbo a Río Gallegos

La inspección fue durante uno de los controles de rutina diarios que ejecuta el personal de la Barrera Zoofitosanitaria del organismo. La mercadería partía rumbo a Río Gallegos, Santa Cruz, desde la localidad bonaerense de San Justo.
viernes, 15 de enero de 2021 · 19:40

Se evitó la comercialización y el consumo de 364 kilogramos de asado con hueso que se hallaban en pleno transporte de manera oculta y transgredían los requisitos sanitarios.

La mercadería fue decomisada por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) en un puesto ubicado en Río Colorado, en la provincia de Río Negro.

"Simplificamos los trámites para que el usuario del Senasa le dedique menos tiempo a la burocracia y más a su trabajo”, señaló su presidente Ricardo Negri.

Así lo indicó el Senasa a través de una normativa que establece las condiciones de manejo e instalaciones que deben reunir las granjas, para garantizar el bienestar de las aves desde su llegada hasta el momento de su envío a faena.

En este sentido, la inspección fue realizada durante uno de los controles de rutina diarios que ejecuta el personal de la Barrera Zoofitosanitaria del organismo. La mercadería inspeccionada partía rumbo a Río Gallegos, Santa Cruz, desde la localidad de San Justo, provincia de Buenos Aires.

En tanto, la carga declarada y en regla estaba compuesta por distintos cortes de carne vacuna sin hueso, pollos congelados, fiambres y chacinados.

No obstante, se encontraron 28 cajas que disimuladamente resguardadas debajo de otra mercadería, con un llamativo cartel que advertía “ir oculto”. Se trataba de planchas de asado con hueso, producto de ingreso prohibido a la región patagónica libre de fiebre aftosa sin vacunación.

Sumado la falta de documentación sanitaria y la mercadería de ingreso prohibido por aftosa, durante la inspección se constató la presencia de un rótulo identificatorio que indicaba que la mercadería estaba vencida desde el 31 de diciembre pasado, con lo cual podría haber afectado la salud de alguno de los futuros consumidores de estos cortes. 

De acuerdo a lo informado en el acta de infracción, el total de los kilogramos de carne fueron en primera instancia decomisados y luego destruidos en un establecimiento oficial, según lo dispuesto en la normativa vigente.