Triste panorama de la Educación en Santa Cruz: los alumnos que egresaron del secundario fueron solo 2 años y 3 meses a la escuela

En el caso de la primaria, asistieron cuatro años. Es por la pandemia y por los paros. Advierten del impacto en los aprendizajes y en el futuro de los estudiantes.
domingo, 17 de enero de 2021 · 17:14

 

Mientras se discute la vuelta presencial a las escuelas, un informe difundido sobre la educación en Santa Cruz muestra que en esa provincia el cierre por la pandemia agravó una situación estructural crítica. Los alumnos que terminaron la primaria el año pasado fueron a las escuela solamente cuatro años de los siete de escolaridad, mientras que los que egresaron de la secundaria estuvieron en las aulas solamente dos años y tres meses.

​Los datos surgen de un estudio realizado por Gabriel Ruiz, abogado y docente universitario, magister en Filosofía del Derecho y especialista en Derecho a la Educación, a pedido de la interventora del PRO en Santa Cruz, Silvana Giudici.

El informe realizado por Ruiz (con datos propios ya que la provincia no brinda datos oficiales) analizó cuántos días de clases deberían haber tenido los egresados 2020 (que comenzaron respectivamente en 2014 la primaria y en 2016 la secundaria) y cuántos efectivamente estuvieron tuvieron.

Así, revela que entre 2014 y 2020 --todos años gobernados por el kirchnerismo, los dos primeros con Daniel Peralta como gobernador y el resto de Alicia Kirchner-- los alumnos de las escuelas primarias fueron a clase 723 días sobre un total de 1.260. Y los de la secundaria concurrieron 407 sobre 900. Los peores años fueron 2017 y 2018. En el primero, sobre 180 días del calendario hubo sólo 63 con chicos en las aulas. Y en 2018, 102.

Pero los estadísticos no fueron los únicos datos preocupantes que se dieron a conocer: Ruiz le dijo a Clarín que “hay madres, familias enteras que lamentablemente tuvieron que separarse de sus hijos porque los han enviado a otras provincias donde tienen posibilidades de estudiar. Esto ocurrió sobre todo en 2017”.

“En el estudio que realicé no están contemplados todos los paros que se realizaron. Porque no solo se suspendían clases por las huelgas del gremio docente. También paraba personal afiliado a ATE o se suspendían clases por falta de agua, falta de gas, desinfección, huelga de no docentes o cursos de capacitación. Así que las cifras de días perdidos pueden aumentar”, agregó Ruiz.

Clarín se comunicó con Karen Levin, jefa prensa del Consejo Provincial de Educación de Santa Cruz cuya presidenta es Cecilia Velázquez. La puso al tanto del informe para conocer la palabra de las autoridades del área. Se comprometió en consultar y responder. Pero la respuesta nunca llegó.

Otro dato significativo es el alto promedio de deserción escolar. María Laura Centurión, contadora pública y docente en una escuela secundaria de El Calafate, explicó a este diario que “en la escuela secundaria donde doy clases  hay 8 cursos de primer año. Se inscriben anualmente alrededor de 300 alumnos. Y solo 60 egresan. Y sumado a eso, de esos 60 son muy pocos los que se van con el título en la mano. Se van sin haber completado sus estudios ni sus espacios curriculares debido a los pocos días de clases que tuvieron un porcentaje de los años de escolaridad”.

Las protestas de docentes fueron constantes en la provincia patagónica

Según Ruiz, “en la secundaria, desde que asumió Alicia Kirchner, los chicos fueron 2 años y 3 meses a la escuela. Aún contando el 2020 con la pandemia, si supuestamente se hubiera completado el ciclo lo habrían hecho 3 años y 3 meses. Esta circunstancia implica un daño social y estructural a toda una generación".

"Estos chicos van a poder tener trabajos precarios nada más. Va a ser un porcentaje mínimo el que realmente pueda sortear esta dificultad de no haber tenido educación. Están destinados a tener enormes dificultades para poder acceder a una educación superior de calidad. Y eso les va a impedir mañana tener trabajos calificados. Acá lo que ha pasado en Santa Cruz es un corte generacional. Donde hay una generación de chicos que tienen serias posibilidades de comprensión y serias posibilidades de no acceder a los niveles universitarios", expresó el docente.

Silvana Giudici, la interventora del PRO en Santa Cruz y que sigue de cerca la problemática educativa de esa provincia, fue lapidaria: "Los distintos gobiernos, todos kirchneristas, de Santa Cruz dejaron a toda una generación de alumnos sin clases ni formación. La crisis educativa es mucho más grave que la peor de las pandemias. Excluye y niega oportunidades de futuro a los niños y niñas santacruceñas". También sumó sus críticas la ex ministra de Seguridad e interventora nacional del PRO, Patricia Bullrich, quien remarcó que el partido viene exigiendo la vuelta a clases presenciales desde mediados de 2020. "No iniciar las clases en provincias como Santa Cruz o Chubut que llevan más de dos años sin resolución de los conflictos docentes es inaceptable. Exigimos al gobierno nacional respuestas y soluciones".

Centurión, radicada en El Calafate desde 1999 y que dicta Orientación en Economía y Gestión en la escuela 9 de esa paradisíaca localidad, sumó otro dato: “El Consejo de Educación de la provincia dictó en mayo de 2020 la resolución 612 mediante la cual todos los alumnos que se habían llevado cuatro materias en 2019 (cuando aún no había pandemia) y repitieron de grado fueron promocionados, cuando en realidad no debían haber pasado. Es decir que esos chicos que habían repetido cuarto y quinto y no lo hicieron por el coronavirus, van a ir a intentar estudios superiores o trabajos privados con tercer año. Y no completo”.

“Lo único que les queda es el empleo público. Entonces los hacen militantes y se convierten en parte del clientelismo político. No les queda otra”, opina. Con Ruiz también cuestionó el programa Conectar Igualdad: “Fue un asistencialismo que no tuvo respaldo ni en la capacitación ni en la tecnología. ¿De qué sirve que los chicos tengan computadoras si no tienen acceso a Internet?”.

 

Clarín