Centro Cultural Orkeke de Río Gallegos: agasajaron a nuevos jubilados

Esta tarde, en un sencillo y emotivo acto, el Centro Cultural Orkeke despidió a 4 municipales que accedieron al beneficio de la jubilación tras una extensa carrera en distintas áreas de la comuna.
martes, 18 de mayo de 2021 · 20:47

Esta tarde el Intendente de Río Gallegos Pablo Grasso partició de un reconocimiento a cuatro trabajadores municipales que accedieron al beneficio de la jubilación después de un importante trayecto laboral dentro del municipio y en distintas áreas de la comuna. Los trabajadores que se jubilaron fueron Norma Hernández, Beatriz Nova, Veronika Cruces y Ángel Ledesma.

Fue una jornada cargada de emoción donde, con todos los cuidados de rigor por la pandemia, Norma, Beatriz y Ángel, (Veronika no pudo asistir), recibieron su merecido reconocimiento al concluir su etapa laboral en el municipio.

En el acto estuvieron presentes compañeros de trabajo y familiares, además del Diputado por Pueblo Eloy Echazú, la Secretaria de Coordinación Ejecutiva Claudia Picuntureo, el Director de Gestión Cultural del Municipio Maximiliano Pisani y la jefa del Centro Cultural Antonella Sandoval.

En la ocasión Intendente Pablo Grasso saludó y entregó un presente a cada uno de los trabajadores que en la jornada cumplieron su último día laboral en el Centro Cultural Orkeke, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Comunitario, donde además el jefe comunal agradeció el esfuerzo y dedicación puestos durante toda su carrera laboral en el municipio.

Toda una trayectoria municipal

Los flamantes jubilados dejaron sus impresiones acerca de lo que ha significado su trayecto de vida como trabajadores de la Municipalidad de Río Gallegos.

Beatriz Nova es profesora de danzas y se desempeñaba en el centro Cultural Orkeke, ingresó al municipio en el año 1991, en los últimos años impartió clases de danzas nativas folklóricas y es creadora del taller de adultos “La Rejuntada”.

A modo de reflexión, la profesora señaló: “la muni para mí siempre fue mi segundo hogar, entré muy joven a los 17 años y toda mi vida pasó a través de la Municipalidad, siempre fui una fanática de mi trabajo y en estos años en la cultura traté de dejar un camino para que lo nuestro siga vivo. A través del municipio hemos realizado infinidad de trabajos, me llevo lo mejor de mis compañeros de trabajo, excelentes recuerdos de buenas personas y me quedo con eso, con esa familia”.

Además Nova recalcó que más allá de su fin de carrera en la Municipalidad de Río Gallegos, continuará ligada a la cultura desde su estudio de danzas denominado “la Rejuntada”.

Por su parte Ángel Ledesma, otro de los trabajadores que en la jornada cumplió su último día para gozar del beneficio de la jubilación, se refirió a este nuevo momento personal: “son sentimientos encontrados porque en realidad es como que no quería irme, es como que te desprendes de tu familia y te cuesta porque en el trabajo pasas a formar parte de otra familia, cuesta desprenderse de este trabajo y con esta situación de la pandemia. Realmente estoy con emociones encontradas, ahora seguramente viene buscar otros horizontes siempre dentro de lo mismo y en lo que a uno le gusta”.

Finalmente la Profesora Norma Hernández ingreso al municipio en el año 1984 y en los últimos años se desempeñó dictando el taller de interpretación, repertorio y canto en la Dirección de Gestión Cultural del municipio. Acerca de la nueva etapa en su vida Hernández recalcó: “siempre he sido muy entusiasta con mi trabajo y pasé por muchas áreas del municipio desde el año 1984, en todas les puse lo mejor de mí y mucho entusiasmo y pasión a mi trabajo. Me gusta seguir aprendiendo y esto sería una etapa formal, no voy a dejar de trabajar porque creo que la educación, el deporte y la cultura que es lo que va a sacar a los chicos de la calle y a la gente grande también. Seguiré

trabajando, el Intendente nos invitó a seguir colaborando con este Centro Cultural y entonces es lo formal lo que se termina, para trabajar con la cultura no hay términos, siempre voy a estar”.

Otra de las trabajadoras municipales que accedió al beneficio de la Jubilación fue la profesora Veronika Carolina Cruces, quién se desempeñó por espacio de 29 años en el Centro Cultural Orkeke, dictando clases de Danzas Nativas y Folklóricas, siendo una de las creadoras del ballet Municipal “Nuevo Molle”.