La historia de la pista de pruebas secreta que Fiat construyó y abandonó en La Esperanza

Germán Cerroti desarrolló un interesante artículo para el sitio Autoblog en el que cuenta una historia poco conocida para los habitantes de la región y que tuvo a una de las firmas automotrices más poderosas del mundo como protagonista a pocos kilómetros de Río Gallegos.
martes, 15 de junio de 2021 · 15:43

La marca italiana desarrolló entre las décadas ´70 y ´80 una pista para probar y testear prototipos que construyó en esos años entre y se encuentra situada a unos ocho kilómetros del Paraje La Esperanza y a unos 135 kilómetros de Río Gallegos en un predio comprado a la Estancia María Inés que hoy se encuentra abandonado.

 

El circuito es de forma rectangular, tiene aproximadamente unos nueve kilómetros de extensión y se construyó en campos comprados a la Estancia María Inés, donde Fiat experimentaba con prototipos y testeaba modelos que luego serían presentados en Argentina y Europa.

Cuenta la historia que se eligió ese lugar dado que era uno de los más extremos del planeta, con temperaturas muy bajas en invierno y vientos que arrecian en primavera.

Cuentan que, con mañanas heladas, los pilotos ponían en marcha los autos y salían en ese mismo instante a toda velocidad por la pista. La idea era romper: probar al extremo, también, en otras ocasiones, los vehículos venían andando por la ruta desde Comodoro Rivadavia y el llegar a la pista de Fiat, eran revisados por los mecánicos a fin de detectar fallas, roturas o vulnerabilidades. Las pruebas eran secretas. de hecho, aún hoy es un lugar misterioso.

Las instalaciones, hoy deterioradas por el paso de los años, contaban con comedores, talleres, cocina, habitaciones y oficinas. La construcción, muy avanzada para la época, hace notar que allí no había nada librado al azar: todo estaba prolijamente calculado.

De todas maneras, la información es escasa. De hecho, en internet es casi inexistente, pero la historia sigue abierta para quien quiera colaborar. No es más ni menos que historia nuestra, de la Patagonia, que no debería ser olvidada. (Artículo de Germán Cerroti para Autoblog con colaboracipn de Atilio Calbucura y fotos antiguas de Ángel José De Dios)

 

Otras Noticias