Programa Te Sumo: todos los detalles para acceder a beneficios para empleadores que contraten jóvenes

Podrán acceder a una reducción de las contribuciones patronales de un 95% en caso de que la contratación sea de una mujer, travesti, transexual o transgénero, o una persona con discapacidad acreditada; y de un 90% en caso de que el contratado sea varón.
miércoles, 15 de septiembre de 2021 · 20:37

Los ministerios de Desarrollo Productivo y de Trabajo reglamentaron las condiciones para acceder a los beneficios del Programa Te Sumo y de todas las contrataciones de personas que estén dentro de los programa educativos, de formación profesional o de intermediación laboral, a través de la resolución conjunta 9/2021 publicada en el Boletín Oficial.

La misma determinó que los empleadores y empleadoras del sector privado que participen de dichos programas podrán acceder a una reducción de las contribuciones patronales no sólo si la contratación del trabajador o trabajadora es permanente, sino también en aquellos casos en los que sea parcial o por tiempo indeterminado, incluyendo también contratos de trabajo agrario y en la construcción.

La reducción será aplicada durante los primeros 12 meses contados a partir del inicio de la contratación, sobre las contrataciones que se realicen a partir del 1 de setiembre último e incrementen la nómina de trabajadoras y trabajadores de agosto 2021.

Se trata de un 95% de reducción en caso de que la contratación sea de una mujer, travesti, transexual o transgénero, o una persona con discapacidad acreditada; y de un 90% en caso de que el contratado sea varón.

En efecto, este beneficio se aplicará en las siguientes modalidades de contratación laboral: contratos de trabajo por plazo indeterminado; a tiempo parcial; agrario permanentes, tanto de prestación continua como discontinua; y los comprendidos en el régimen de la actividad de la construcción.

Según lo establecido en el Decreto 493/21, en caso de que los contratos sean a tiempo parcial, los beneficios estipulados se reducirán a la mitad.

Las contribuciones patronales que se reducen son aquellas que tienen destino al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI), al Fondo Nacional del Empleo y al Régimen Nacional de Asignaciones Familiares.

El decreto 493 del 5 de agosto de 2021 implementó un régimen de promoción de generación de empleo, a través del cual se establecieron una serie de requisitos y condiciones para que las empleadoras y los empleadores del sector privado reciban un beneficio por la incorporación de nuevos trabajadores y trabajadoras, que participen o hayan participado dentro de determinado plazo, en programas educativos, de formación profesional o de intermediación laboral.

"Atendiendo al objetivo central, el cual es fomentar y priorizar la creación de puestos de trabajo de calidad a fin de procurar la inserción en ellos de las trabajadoras y los trabajadores, resulta conveniente establecer que el incentivo fiscal establecido se aplique respecto de aquellas modalidades de contratación laboral destinadas a perdurar en el tiempo, que permiten tanto el desarrollo personal, el crecimiento y consolidación del sector productivo, como una efectiva integración social y que conforman el principio general en la materia", indicó la RC actual.

Los detalles

En el caso del programa Te Sumo, lanzado a fines de julio último por el Gobierno, apunta a fomentar la inserción laboral en pequeñas y medianas empresas de jóvenes de 18 a 24 años, una franja que se vio especialmente afectada por la pandemia de coronavirus, y promover al mismo tiempo la creación de nuevas fuentes de trabajo.

Las pymes que contraten jóvenes a través del programa se verán beneficiadas con una reducción en aportes patronales, y además recibirán un apoyo económico del Estado para el pago del salario durante los primeros 12 meses a partir del alta laboral de los jóvenes.

A través del Te Sumo ya se anotaron 16.629 jóvenes en 685 empresas, informaron a Télam desde el Ministerio de Trabajo.

Orientado a jóvenes de entre 18 y 24 años que cuenten con estudios secundarios completos, cubre entre el 70% y el 90% del sueldo inicial durante un año, con un aporte del Estado por cada salario que se adecuará al tamaño de la empresa, que será de $ 18.000 en las microempresas; de $ 14.000 en las pequeñas y de $ 11.500 en las firmas medianas.

El plan fue impulsado por los ministerios de Trabajo y de Desarrollo Productivo, con la idea de dejar de lado los planes sociales apostando a la generación de empleo formal y capacitación en oficios, y en una primera etapa se espera incluir a 50.000 jóvenes, según indicaron fuentes oficiales.