Increíble: Se atrincheró en su casa de Río Gallegos, le disparó a la policía con un arma de guerra y sólo le imputan “abuso de arma y daños”

Así se desprende de la carátula de la causa en la cuál Roberto Puebla deberá comparecer ante la justicia. Las penas son excarcelables. Fuentes policiales manifestaron su indignación ya que la vida que corrió peligro fue la de los uniformados y la del personal de tránsito municipal.
lunes, 23 de noviembre de 2020 · 21:21

El domingo a la mañana la tranquilidad de Río Gallegos se vio convulsionada por una serie de disparos. Se trataba de un hombre que huyó de un control de tránsito, amedrentó a los inspectores, que alcanzaron a divisar el arma de fuego y dieron aviso a la policía.
Al llegar los uniformados fueron recibidos por varios disparos de un arma .45mm, considerada de guerra. Inmediatamente la acción se convirtió en un tiroteo que puso en riesgo la vida de los policías y de quienes podrían haber pasado por la zona, o de los mismos agentes de tránsito municipal.
Puebla, de 51 años tenía un verdadero arsenal dentro de la casa. Podría haber utilizado cualquiera de esas armas en contra de la policía que estaba claramente en desventaja de poder de fuego. Si bien tenía la autorización para la tenencia de esas armas, no son para utilizarlas en contra de los efectivos.
Puebla, jubilado del poder judicial y ligado afectivamente a quién era la presidente del Superior Tribunal de Justicia, Clara Salazar, es considerado una persona “influyente”, manifestaron las fuentes policiales a Nuevo Día.
A más de 24 horas de lo ocurrido, el hombre sigue detenido en la Seccional Primera, mañana será indagado de manera virtual, y todo hace presumir que saldrá en libertad.

Carátula

Nuevo Día conoció que la jueza Marcela Quinta, a cargo del Juzgado de Instrucción 1, dispuso que Puebla sea indagado mañana, de forma remota en el expediente 81.277 “Puebla Roberto S/ Abuso de Arma y daño Agravado”. Delitos que, estipulados en el Código Penal Argentino, son prácticamente excarcelables.
ARTICULO 104. - Será reprimido con uno a tres años de prisión, el que disparare un arma de fuego contra una persona sin herirla. Esta pena se aplicará, aunque se causare herida a que corresponda pena menor, siempre que el hecho no importe un delito más grave. Será reprimida con prisión de quince días a seis meses, la agresión con toda arma, aunque no se causare herida.
Muchos policías manifestaron su indignación, saben que Puebla saldrá en libertad y que ellos pusieron en riesgo su vida, repeliendo el ataque de alguien a quién no le caerá todo el peso de la justicia.