Mamá de la niña abusada por su abuelo: "Mis noches son para llorar"

Así lo indicó Paula Salazar, la mamá de la niña abusada de los ocho a los once años por su abuelo. "Me partió en mil pedazos", señaló.
domingo, 27 de septiembre de 2020 · 23:01

La triste e indignante historia de la pequeña abusada por su abuelo tiene ahora a su madre, Paula, publicando una carta abierta para contar su dolor y la pesadilla que vive con su hija y su familia desde que todo salió a la luz.

Por pedido de ella, Nuevo Día publica a continuación la carta que lo dice todo:

El abuso de mi hija y sin justicia!! Soy Paula Vanina Salazar. Quiero relatar algo del infierno que estamos viviendo con mi hija, mi familia y amigos. Que son los que nos acompañan desde Agosto del 2019, que hice la denuncia penal por abuso a cargo de la Jueza Roxana Suarez.

Ya hemos pasado por exámenes psicológicos, cámara gessel, y demás, como será de mierda la justicia, que me han llamado en varias oportunidades para darles información para citarlo porque según ellos, no lo encontraban.

El denunciado tiene una restricción que NO cumple como debe, me acerqué 2 veces a la Seccional Segunda, me tomaron las declaraciones y me respondieron: "No podemos hacer nada, por ser encuentro casual que pase por la esquina de su casa". Que no podían enviarla al penal por la pandemia y porque sólo se hace en casos de urgencia.

También hay una denuncia penal a 2 de los nietos del denunciado, M. R. Y A. R. POR DESFIGURACIÓN DE ROSTRO a un sobrino mío, por ser testigo del caso. J.I.R. cuando finalmente se presentó, se negó a todo tipo de declaración. Todavía estamos a la espera de su indagatoria, así como se negó al psicológico.

Ahora les habló desde el fondo de mi corazón, y como mamá. Me siento destruida, me partió en mil pedazos, me siento mala madre por no haberme dado cuenta a tiempo, por no poder haber visto algo que me alarme de lo sucedido, me vuelve loca, "mis noches son para llorar, mis baños son para llorar y gritar, no puedo cerrar los ojos sin imaginar lo que le hacía a mi bebé, porque tenía tan solo 7 años, como calmarme si cuando ella duerme, sueña, habla, llora, y grita lo que éste malparido le hizo.

Sé que no vamos a curarnos, sólo nos queda aprender a vivir con éste dolor, somos fuertes, vamos a poder lograr nuestro objetivo.

VAS A IR PRESO J. I. R.

Sólo nos queda tener fé.

Otras Noticias