Robaron un local céntrico de Río Gallegos pero sus dueños no hicieron la denuncia porque "siempre es lo mismo"

Propietarios de "Lutecia Casa de Té" dieron a conocer que durante la madrugada un delincuente ingresó al local y sustrajo la recaudación, un celular y hasta tuvo tiempo de usar el baño del lugar para luego huir antes que llegara personal de la central de alarmas contratada y de la propia policía.
viernes, 15 de enero de 2021 · 15:57

Los dueños de "Lutecia Casa de Té" local ubicado en pleno centro de la capital provincial, precisamente en Zapiola al 100, se encontraron con una triste postal, todo revuelto y un mal presentimiento que a los minutos se comprobó, habían sido víctimas de un robo, el cual quedó registrado por las cámaras de seguridad. 

En primer lugar, en un mensaje viralizado por redes sociales, desde el propio comercio dieron a conocer que "en la madrugada de hoy, "un amigo de lo ajeno", irrumpió en nuestra querida Lutecia y se llevó parte de nuestra recaudación, el celu con el que tomanos pedidos y como si fuera poco utilizó el toilette/baño"

A su vez, manifestaron "rabia, impotencia, desazón y tratando que la indignación no se lleve nuestro entusiasmo, ni nuestras ganas de hacer."

Luego manifestaron que sonó la alarma, el móvil de la empresa de seguridad llegó rápidamente pero no lo suficiente como para atrapar al malhechor. 

"No hicimos la denuncia, porque siempre es lo mismo, horas de toma de huellas, testigos, fotografías y después NADA" señalaron fuertemente los propietarios. 

Por último, expresaron en el mismo posteo que queda "un sabor amargo, en esta situación tan particular que vivimos por la pandemia, trabajamos arduamente para sostener Lutecia, nosotros y las chicas, contamos con el apoyo de los propietarios de la casa...todo para que un trasnochado, que anda por la calle cuando la gente de bien está en sus casas, (porque así lo ha establecido el Gobierno y las leyes están hechas para ser cumplidas...por todos), se lleve entre sus manos el trabajo ajeno...en sólo 10 minutos." y agregaron: "Como decía mi abuela: que le sirva para remedios."

El hecho y en el contexto en el que se da, llama la atención y genera la lógica indignación de los emprendedores que a pesar del cachetazo, siguen para adelante. (El Diario Nuevo Día)