Río Gallegos: a cinco años de uno de los asesinatos mas crueles y sangriento

Romina Barría tenía 30 años. Fue atacada por su ex pareja. La apuñaló por la espalda y en el corazón para luego degollarla y quemarla. Casi dos años años del crimen, en un fallo sin precedentes en Santa Cruz, el Tribunal Oral dictó sentencia contra Jorge Huenumil. Lo hallaron culpable de 'Homicidio agravado por el vínculo y violencia de género".
martes, 5 de octubre de 2021 · 21:14

El caso de Romina Barría fue un triste episodio para la capital de Santa Cruz, pero sirvió para dejar un precedente y convertirse en el primer juicio en el que se utilizó la figura de "femicidio" en nuestra provincia.

Todo comenzó el 4 de octubre de 2016 cuando los vecinos de Río Gallegos recibieron conmocionados el terrible femicidio en el bario San Benito. Allí fue asesinada Romina Barría, una mujer de  30 años, víctima de la crueldad de su ex pareja, quien luego escapó con la pequeña hija de ambos para ser detenido en Piedra Buena.

El homicida no tuvo piedad y apuñaló en dos ocasiones a la víctima, que fue encontrada en un sillón. Según informaron fuentes policiales, fue apuñalada por la espalda y luego en la zona del corazón, para luego ser degollada y quemada dentro de la vivienda que se incendió por completo. El terrible femicidio generó total y lógica indignación entre los vecinos que encabezaron un pedido de justicia en el juzgado Nª3 de Río Gallegos.

En el día de la mujer, la confesión

La paradoja estuvo presente en el juicio, el mismo día en que se conmemoraba el día de la mujer, la ex pareja de Romina confesó el crimen. Fue durante la audiencia en el primer día del juicio que se desarrolló en el Tribunal Oral en lo Criminal de Río Gallegos, Huenumil asumió las acusaciones en su contra y se declaró culpable del violento asesinato.

"Es un antecedente importante, de primera en la provincia. De acuerdo a las pruebas que se produjeron en el expediente, en el que el imputado reconoció a medias el hechos  (confesión parcial) y finalmente la Fiscalía lo imputó por el delito de doble homicidio agravado por el vínculo y  violencia de género y femicidio. Además provocó un incendio para ocultar lo que había realizado" había dicho el Fiscal Iván Saldivia. 

“Teníamos varios testimonio que daban cuenta de la relación enfermiza que tenía Hunumil con Romina barría. Ella había querido terminar con la relación porque no daba más y esta persona seguía con un hostigamiento constante, a través de mensajes de texto victimizándose, diciendo que se iba a matar, que estaba durmiendo en la plaza, de acuerdo a testimonios de compañeros de ella del frigorífico donde trabajaba" dijo Saldivia respecto a los antecedentes del caso.

"Lo que se determinó en el juicio de acuerdo a las pruebas revisadas por el Laboratorio de Investigaciones forenses del Tribunal Superior de Justicia, a través de sus equipos técnicos, fue que las sustancias encontradas eran combustibles y la victima Romina barría, estaba fallecida antes de que se produjera el incendio, pero el fin era seguramente ocultar eso. Después se fue con la hija que tenían en común y fue detenido en la zona de Piedra Buena" detalló.

Según las palabras del Fiscal, este caso "constituye la primera sentencia por femicidio, aunque hay muchos casos de violencia de género". 

Otras Noticias