Miércoles 17 de Agosto de  2022 // 13:12 hs

Río Gallegos: alcoholizado, ingresó a un kiosco céntrico y comenzó a desnudarse

La insólita situación sucedió en las últimas horas, cuando un joven que había ingreso como un cliente más, comenzó a desnudarse en el interior de un kiosco de pleno centro.

Ocurrió en pleno radio céntrico de la ciudad
Escrito en LOCALES el

Esta circunstancia se vivió alrededor de las 23:00 de anoche, lo que motivó un llamado a la policía, que se dirigió a la Avda. San Martín intersección Urquiza, donde está instalado el Kiosco “El Trula”.

Al llegar los policías pudieron constatar lo que se le había informado telefónicamente. Dos hombres habían demorado a un joven que había intentado desnudarse en el interior del comercio, por lo cual, después de dialogar con el muchacho, lo trasladaron a la Comisaría Primera.

Santa Cruz en el Mundo pudo conversar con a empleada que estaba en el negocio cuando se produjo el hecho, quien junto a dos muchachos que la auxiliaron y demoraron al autor, nos contaron cómo se sucedieron las cosas.

La empleada indicó que se encontraba “atendiendo a un hombre cuando de repente ingresó el muchacho, que ya había venido durante toda la tarde a comprar, pero en el último, pidió pasar al baño, al ver que no se podía comenzó a bajarse los pantalones y se sentó en el medio del local, aunque ya aparentemente se había orinado, en eso llamé a ellos, quienes vinieron rápidamente y lo sacaron del local”.

Según indicaron, “el pibe habría estado muy alcoholizado, redado vuelta, no entendía nada, cuando lo sacamos de acá no sabía dónde estaba parado, la policía llegó y le preguntaron dónde vivía y no sabía, estaba muy mal, estaba como perdido, dijo que tenía algo en la mochila”.

En un momento dado, la joven que atiende en el kiosco quedó sola, a merced del joven, de quien no se sabía que era lo que quería, por lo que le abrió la puerta para que se retirará, pero, lejos de obedecer, se quedó hasta que llegaron los muchachos y alcanzaron a sacarlo.

En ese momento, llegó a policía y después de un pequeño interrogatorio, decidieron retirar al muchacho hacia la dependencia, no sin antes dialogar con la empleada quien les explicó lo acontecido.

Vale recordar que en este mismo negocio días atrás padeció un robo a punta de pistola.