A más de 10 días del escándalo en Piedra Buena, los Bodlovic no aparecen y nadie renunció

El escándalo se desató el 13 de febrero con una nota de Diario Nuevo Día, cuando la Dra. Analía Constantini reveló ver a personal no esencial recibiendo la vacuna en el Hospital de Río Gallegos. Ahora nadie se hace cargo. Hay silencio de la gobernadora Kirchner y ningún de los funcionarios involucrados renunció a su cargo.  
lunes, 22 de febrero de 2021 · 21:19

El escándalo de los vacunatorios VIP que diera a conocer Diario Nuevo Día  y que salpica tanto a funcionarios públicos , policiales, familiares y allegados al gobierno de turno en Santa Cruz se ha convertido por estas horas en un verdadero misterio ya que los principales responsables se han llamado a silencio y recluido sin aceptar sus responsabilidades como funcionarios. 
Mientras esto sucede en la devaluada provincia de Santa Cruz ni los Bodlovic, y mucho menos el Diputado Nacional Juan Vázquez aparecen a dar una mínima explicación y mucho menos han renunciado a sus cargos. 

En tanto el Ministro de Salud Claudio García, primero intentó minimizar las denuncias para luego dar explicaciones al bloque "amigo" del "Frente de Todos" en la legislatura  provincial, aclarando que ya se han llevado adelante los sumarios administrativos a los jefes de los hospitales de Piedrabuena y Gobernador Gregores aunque sin brindar un listado completo de  quienes han recibido y se beneficiaron  con la aplicación de  la vacuna por fuera del protocolo. 


Desde el día en que se conoció que los Bodlovic, recibieron inoculaciones,  la lista  de inmunizados se amplió  merced a denuncias de los propios trabajadores de la salud quienes dan a conocer las irregularidades. 

En tanto Federico Bodlovic, su padre José, el diputado nacional, Juan Vázquez y el intendente de Gobernador Gregores Vidal  están llamados a silencio, al igual que la máxima responsable del ejecutivo provincial que no ha pedido explicaciones y mucho menos renuncias a ninguno de los Vacunados VIP. 

La justicia, bien gracias

Por otra parte y pese a las denuncias que se han hecho públicas ni un fiscal ha iniciado una investigación de oficio para deslindar responsabilidades en este caso bochornoso. 

Mientras en a vecina Comodoro  Rivadavia se realizan allanamientos por el robo de vacunas y en Buenos Aires se abrieron líneas de investigación e incluso al ex ministro de salud, Ginés González García, se lo ha imputado en Santa Cruz todo está como si nada hubiese ocurrido. Diario Nuevo Día