Pablo Pérez tiene una disminución visual del 60% en el ojo lesionado

Si juega, tiene riesgo de infección, aseguró el oftalmólogo Alejandro Weremczuk.
domingo, 25 de noviembre de 2018 · 23:01

“Pablo Pérez tiene una disminución de la agudeza visual, está con 4 décimas. Tiene una disminución de importancia. Y tiene un leve edema corneal”. El diagnóstico lo dio Alejandro Weremczuk, el oftalmólogo del sanatorio Otamendi que lo atendió el sábado, tras la agresión de los hinchas de River al micro que trasladaba a los jugadores de Boca, y que lo controló este domingo alrededor del mediodía.

Según el profesional, el capitán de Boca mejoró de la lesión conjuntival, pero insistió con que “la agudeza visual se mantiene disminuida”.

Weremczuk también aseguró que le aconsejó a Pérez no jugar (en caso de que el partido finalmente se dispute) ya que hay riesgos de que sufra una infección que agrave su lesión.

“Tiene riesgos de infección. En un campo de fútbol hay riesgo de infección, tierra, pasto, transpiración. El ojo se puede infectar. El ojo debería estar ocluido o por lo menos no expuesto a microorganismos”, explicó en declaraciones al canal TN.

“Tanto para él, que es un jugador de elite, como para cualquier persona, la recomendación es no jugar. Está con una lesión en el ojo, lo ideal es que se mantenga en un lugar propio para la cicatrización”, añadió.

El médico confió además que el propio Pablo Pérez le dijo que quiere jugar, pero contó que le pidió un certificado “de lo que se había realizado y de lo que se constató en el consultorio”.

Con respecto a Gonzalo Lamardo, el otro futbolista de Boca lesionado, dijo que la situación es un poco más complicada porque “tiene una erosión corneal paracentral”.

Por último, desligó de responsabilidades a los médicos de la Conmebol que atendieron a los jugadores en el vestuario y que, en un documento difundido en la tarde del sábado, afirmaron que no habían encontrado una lesión ocular.

“No es fácil constatar una lesión de ésta en el ámbito en el que se encontraba. Por más que sea un oftalmólogo el que lo evalúe en el campo de juego, sin los elementos es imposible detectarla”, aseveró. clarin.com