Los Pumitas cayeron frente a Australia y jugarán por el tercer puesto en el Mundial juvenil de rugby

Los Pumitas ofrecieron batalla en el Estadio Hipódromo de Rosario, pero perdieron 34 a 13 frente a Australia por las semifinales del Mundial juvenil de rugby.
lunes, 17 de junio de 2019 · 17:39

Los Pumitas ofrecieron batalla en el Estadio Hipódromo de Rosario, pero perdieron 34 a 13 frente a Australia por las semifinales del Mundial juvenil de rugby. Los "Baby Wallabies" fueron superiores durante todo el partido y, a pesar de jugar con un hombre menos durante 40 minutos, se llevaron el match y jugarán la final del torneo.

Ambos equipos se habían clasificado primeros en sus respectivos grupos. Los Pumitas en la zona A, tras derrotar por 47 a 26, al campeón del mundo, Francia; y Australia al quedarse con el Grupo B –fue el primer clasificado–. El partido empezó con todo: dientes apretados y dominio de Australia que atacó plano arriba e hizo diferencias. Los Pumitas en tanto, buscaban adueñarse de la pelota para imponer su juego, pero no lo conseguían. A los 9 minutos llegó la primera jugada importante, en una gran acción ofensiva de la visita, ante la duda de la primera línea de tackle argentino; pero la defensa respondió muy bien y de esa forma aguantó la estocada amarilla. La iniciativa seguía siendo para la visita, ganaban en el contacto y presionaban en el campo local. Y así llegó la apertura del marcador, tras un penal que a los 11 minutos Ben Donaldson acertó para el 3 a 0 parcial.

Argentina recién pudo salir del asedio australiano a los 18 minutos, cuando Isgró encaró por el centro y el medio scrum Michael McDonald lo tackleó de forma peligrosa recibiendo la tarjeta amarilla y dándole la posibilidad a De La Vega Mendía para empatar el partido. El 10, con su habitual puntería, igualó en tres. El equipo de Pellicena jugaba con un hombre más, pero Australia ni se enteró de ello y siguió yendo con su segunda línea. Otra vez ganó en el contacto para vulnerar a la defensa argentina que dejó varios huecos importantes. Así llegó el segundo try de la visita a través de Wilson, que Donaldson convirtió para poner el 10 a 3.

Los Pumitas fueron a buscar en campo rival, la defensa amarilla respondió bien. Pedemonte era muy bien tomado y García intentaba con su juego rápido. Un buen trabajo de Pérez Rachel e Isgró en la búsqueda también aportó. Así de tanto ir, llegó un penal por infracción, que a los 29 acertó De La Vega Mendía para acercar al equipo argentino (10 a 6). Pero Australia volvió a hacer su trabajo y sacó una mayor diferencia. Los Albicelestes defendían como podían, mientras Australia buscaba sus chances para sacar más ventaja. Y esa oportunidad le llegó cuando faltaban cuatro minutos, y otra vez llegó al try, a través de McDonald, con posterior conversión de Donaldson, para poner el score 17 a 6.

Los Pumitas debían ir en la última jugada de la primera etapa a sumar como fuera, porque la diferencia era larga y el partido se les iba de las manos. Así apareció otra vez Isgró y el medio scrum visitante se le colgó literalmente del cuello, cometiéndole otra infracción. Una nueva tarjeta amarilla para el 9 decretó la expulsión de McDonald y el try penal para la Argentina. Parecía entonces que el partido se abría, con el score 17 a 13 para la visita, pero con un tiempo por delante para aprovechar el hombre de más para Los Pumitas.


Argentina no supo aprovechar el hombre de más. Un nuevo penal para Australia definió las cosas: pelota al line y su maul que no perdonó. Así llegó el tercer try. La conversión de Donaldson dejó las cosas 24 a 13. Y allá fue otra vez a buscar Argentina, con amor propio, presión y toda la esperanza que los "Baby Wallabies", con su capitán como estandarte de un gran equipo, dieron por tierra: El 7 pescó una pelota de Argentina en ataque y sacó la contra veloz y contundente para que Donaldson apoyara ante la corrida desesperada del cierre que no llegó de Carreras. Tras la conversión el score quedó definido. (31-13).

Un nuevo penal de Donaldson a los 36′ le dio cifras definitivas al partido. El 34 a 13 dejó claro que los chicos australianos fueron mejores de principio a fin, por ser más claros y contundentes, e irán por el título de campeón ante el ganador de Francia y Sudáfrica. Para los Pumitas quedó el sabor amargo de la derrota, a pesar de haberlo dejado todo en la cancha, y ahora deberán medirse por el tercer puesto el próximo sábado, en busca de su revancha y poder igualar la mejor marca del historial.

Fuente: Infobae 

Otras Noticias