Gran recibimiento a la selección femenina de fútbol en Ezeiza después del histórico Mundial

Cientos de hinchas se agruparon para recibir al equipo de Carlos Borrello, que sumó los primeros puntos en la historia de la competición y estuvo a un paso de clasificar a los octavos de final.
sábado, 22 de junio de 2019 · 19:36

Ya son parte de la historia. Y como tales, fueron recibidas por cientos de fanáticos y familiares que se agruparon en una de las salidas de la llegada de vuelos internacionales. La Selección femenina está en casa. Después de cosechar los primeros puntos en la historia de los Mundiales, y de haber estado a un paso de pasar a los octavos de final en Francia, las chicas pisaron suelo argentino.

"Este recibimiento es una locura, se nos pone la piel de gallina", dijo Estefanía Banini, la capitana del seleccionado, minutos después de bajarse del avión en el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, de Ezeiza.

A los agradecimientos también se sumó Aldana Cometti, una de las defensoras titulares del equipo de Carlos Borrello. "Es muy lindo que se reconozca lo que hicimos", dijo.

La campaña para recibir a la selección argentina femenina comenzó por las redes sociales. Como suele ocurrir en esta época y antes este tipo de acontecimientos, la gente se movilizó y empezó a compartir una placa que decía "Recibamos a las pibas" con la hora (6 de la mañana) un mensaje final que decía "Que sientan nuestro apoyo porque nunca estuvieron solas".

Con decenas de banderas celestes y blancas, el público preparó sus celulares para el momento que la puerta automática se abriera. Y una vez que las jugadoras comenzaron a desfilar, los pedidos de selfies empezaron a correr.

"Le demostramos al mundo lo que es la mujer argentina. Ojalá que todo el país nos siga apoyando. La clave es que el fútbol femenino siga creciendo", sentenció Banini, una de las líderes del conjunto que sumó dos puntos en la Copa del Mundo, luego de igualar sin goles ante Japón, en el debut, y en el 3-3 ante Escocia, por la última jornada de la fase de grupos.

Entre la multitud, había una gigantografía con los colores de la bandera argentina para que el público pudiera escribirles sus sentimientos a las chicas. Bajo el lema #GraciasAEllas, los fanáticos completaron una camiseta argentina que se llenó de mensajes de agradecimiento por la gesta deportiva.

"Este primer paso fue muy importante para el fútbol femenino. Sobre todo para las más chicas que se están iniciando", dijo Banini, que fue una de las más solicitadas por los hinchas para sacarse una foto o firmar un autógrafo.

Otra de las futbolistas que habló en su llegada al país fue Ruth Bravo, la mediocampista que milita en el CD Tacón de la Segunda División Femenina de España. "Necesitamos de todos para que el fútbol femenino crezca. Que lo hayan pasado en escuelas y universidad fue un gran paso", analizó.

La Selección estuvo muy cerca continuar su excursión en el Mundial femenino. Después de la remontada ante el seleccionado escocés, cuando pasaron de estar tres goles abajo a empatar 3-3 gracias a la gran actuación de Florencia Bonsegundo, el equipo de Borrello dependía de otros resultados para avanzar de ronda.

El milagro no que cumplió, pero las futbolistas ya habían logrado dar un paso demasiado grande para la evolución del fútbol femenino en Argentina. "La lucha, eso es lo que representamos nosotros. Primero como mujeres y después como argentinas", dijo Cometti.

"Le demostramos al mundo lo que es la mujer argentina. Ojalá que todo el país nos siga apoyando. La clave es que el fútbol femenino siga creciendo", agregó Banini, que todavía no cree haber podido cantar el himno en París y ser recibida con tantas muestras de afecto.

Fuente: Infobae