Se complicó la negociación paritaria y Camioneros hará paros sorpresivos

El gremio pidió el 40% y las empresas ofrecieron el 26%. Barajan la posibilidad de paralizar el transporte de combustible para el fin de semana largo. "Es una falta de respeto a los trabajadores", dijo Hugo Moyano. Retomarán las negociaciones la próxima semana

viernes, 13 de junio de 2014 · 00:00

Ayer, el Ministerio de Trabajo dispuso un cuarto intermedio en la paritaria de Camioneros y retomará las negociaciones el próximo jueves. El sindicato liderado por Hugo Moyano pide 40% de aumento salarial, pero los empresarios ofrecieron un tope de 26%. "Nos ofrecieron un 26% de aumento en tres cuotas y los sacamos cagando", dijo sin titubeos Pablo Moyano, secretario adjunto del sindicato.

A su vez, Hugo Moyano, con más mesura dijo a Clarín que el ofrecimientos de las empresas "es una falta de respeto a los trabajadores, más aún si se tiene en cuenta que la inflación es superior al 35%". Pese a que volverán a reunirse, el Consejo Directivo aprobó ayer comenzar en lo inmediato con medidas de fuerza sorpresivas.

Entre las posibilidades que se manejan es paralizar el transporte de combustibles el próximo fin de semana largo del 20 de junio. El titular de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Carga (Fadeeac), Daniel Indart, dijo que el sector no está en condiciones de mejorar su oferta. Argumentó que la actividad cayó entre 20 y 25%, que el combustible sube todos los meses, que aumentaron las cubiertas, que les incrementaron las tasas provinciales y de ingresos brutos.

Hugo Moyano, al respecto contestó: "Nosotros no tenemos la culpa. Nuestra obligación como dirigentes es recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores". Asimismo, advirtió que no acatarán una probable conciliación obligatoria. "¿En función de qué iríamos a acatarla si esto es un plan de lucha por salarios?", se preguntó.

Ante la posibilidad de que el Ministerio aplique sanciones al gremio, el líder camionero recordó que hace dos años el Gobierno lo sancionó con una multa de $4 millones por no acatar una conciliación. Sin embargo, esa multa fue apelada ante la Justicia y nunca fue pagada. Otra sanción que podría aplicar Trabajo es el quite de la personería gremial. "¿ A nosotros nos la van a sacar?", se burló.