Precios Cuidados, ahora también para telefonía móvil

El Gobierno anunció que lanzará un 'plan de referencia' a nivel nacional con una tarifa definida junto con las operadoras de celulares. Será bajo la modalidad prepaga e incluirá llamados, SMS e internet móvil.

lunes, 4 de agosto de 2014 · 00:00

La semana pasada, la Secretaría de Comunicaciones lanzó oficialmente el plan Conocé lo que pagás, que permite a los usuarios conocer en detalle el costo de los servicios que contrata con las empresas de telefonía celular. A comienzos de este mes, oficializó el llamado a licitación para la implementación del 4G en el país.

Hoy, el Gobierno anunciará oficialmente la extensión del plan Precios Cuidados al rubro de telefonía móvil. Actualmente, el programa está vigente en supermercados y autoservicios para la compra de alimentos y artículos para el hogar.

Se trata de "un plan de referencia de alcance nacional" que se acordará junto a las empresas de telefonía celular Claro, Personal, Movistar y Nextel (que lo ofrecerá con algunas variantes respecto del resto por la naturaleza del servicio que ofrece), según detalló el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, en diálogo con el diario Página/12.

El plan Precios Cuidados para celulares será de modalidad prepaga e incluirá "llamados, mensajes de textos, mensajes multimedia, internet móvil, un número gratis para llamadas y otros para mensajes", explicó el funcionario, al tiempo que agregó que el Gobierno negociará un precio para el servicio con las operadoras que se revisará de forma trimestral.

Los usuarios podrán cambiarse al plan prepago nacional sin costo si ya tienen otro servicio contratado, mientras que aquellos que no utilicen ningún plan pueden dirigirse a cualquiera de las empresas para solicitarlo tras adquirir un teléfono celular.

Costa señaló que hoy realizará el anuncio oficial de la iniciativa junto al secretario de Comunicaciones Norberto Berner.

Consultado acerca de la marcha de la inflación en julio, el funcionario dijo: "Nuestros relevamientos no muestran para nada una aceleración de la inflación. Dirigentes opositores y algunos medios de comunicación agitan en forma irresponsable el fantasma de una aceleración que no refleja ningún índice de precios serio y ni siquiera los truchos de las consultoras. Los precios suben porque el IPC da más que cero, pero cada vez suben menos, eso es una desaceleración. Esa tendencia continúa".

El secretario de Comercio señaló además que el jueves pasado enviaron al Congreso tres proyectos de ley para mejorar la defensa del consumidor. Entre las propuestas a tratar por los legisladores, se incluye la creación de un fuero judicial, "Justicia del consumidor", que pueda entender en la relación entre los usuarios y las empresas, y modificaciones a las leyes de administración de precios que aplica la Secretaría de Comercio.

En este sentido, sostuvo que se modificarán los mecanismos para presentar y llevar adelante una queja: "La Secretaría de Comercio va a asignar un mediador y si la empresa no se presenta se le aplicará una sanción. Si ahí hay acuerdo, tendrá carácter de sentencia. Caso contrario, el consumidor puede ir a una instancia administrativa en la Secretaría de Comercio, donde a la reparación de la empresa se le puede sumar una multa".

Costa enfatizó que buscan que los consumidores estén informados respecto de lo que pagan, a la vez que recalcó que el en el rubro de telefonía celular "hay muchísimos abusos".

Asimismo, el funcionario indicó que los proyectos presentados también contemplan la creación de un observatorio de precios ("un organismo técnico con representantes de distintos ministerios que elevará dictámenes"), así como un cambio de nombre a la Ley de Abastecimiento, que pasaría a llamarse "ley de regulación de las relaciones de producción y consumo".

Sobre el monto de las multas a las empresas, añadió: "Estamos homogeneizando y aumentando las multas en Defensa del Consumidor y de Lealtad Comercial. El tope ahora pasaría a ser de cinco millones de pesos", a la vez que detalló que las empresas estarán obligadas primero a pagar las sanciones y luego reclamar ante la Justicia en caso de que lo crea necesario.

"Esto pone en igualdad de condiciones al consumidor con la empresa. El consumidor paga y, si tiene un problema, reclama", destacó.