Economia

Factura electrónica: detalles del sistema a partir del 1 de julio

Los regímenes de información de AFIP se unificarán en la nueva facturación y controladores fiscales. Los costos y los programas.
sábado, 27 de junio de 2015 · 12:03

Todos los contribuyentes que figuren como responsables inscriptos en IVA y los monotributistas que revistan en las categorías inferiores a la H o con ingresos superiores a $ 240.000 anuales, deberán adherirse al régimen de facturación electrónica, según la resolución 3749 de la AFIP, a partir del miércoles 1 de julio.

En base a este nuevo aplicativo, aparecen algunas aclaraciones ya que se trata de un paso adelante en el creciente proceso de regularización impositiva.

Según la consultora Thomson Reuters, a partir de estas modificaciones, no menos de 400.000 contribuyentes pasarán a utilizar la factura electrónica.

En este sentido, Mario Comellas, contador de La Fata, Comellas y Asociados, explicó que a partir de julio comenzarán a convivir facturación electrónica, controlador fiscal y facturación manual, donde quedan pocos monotributistas y entidades exentas. Un punto que destacó el profesional es que aquellos contribuyentes que queden afectados con la resolución 3749 y cuenten con controladores fiscales, momentáneamente quedarán exceptuados.

David Sosa Lobos, de Jas Consultores, indicó que a pesar de que los contribuyentes pasen a la facturación electrónica es importante que estos tengan talonarios ya impresos para el caso de que se corte internet o la luz.

Para los contadores, el uso de las facturas electrónicas podrá generar ahorros en las empresas de entre 20% y 70% -dependiendo el volumen-, debido a que no gastarán en la impresión física (imprenta, papel) y en el almacenamiento de las facturas, además de ganar en velocidad para poder emitir y enviar la factura.

No obstante, este nuevo RFE no es gratuito sino que tendrá un costo, siempre y cuando el volumen de las transacciones sea importante. De lo contrario, podrá realizarse a través de la misma página web de AFIP.

Otro punto, que no en el lejano tiempo, es que el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, anunció la implementación de los controladores fiscales de nueva tecnología que remplazará la cinta de papel por un chip. Bajo este último régimen sólo entrarían hipermercados, supermercados y autoservicios.

Es así que cuando los dos procesos se completen, se derogará el 80% de los regímenes de información hoy vigentes

Así, según indicaron los contadores, el fisco espera -con estas nuevas aplicaciones- la disminución de facturas apócrifas así como detectar más ágilmente a los que generan créditos fiscales ficticios. Este régimen facilitará, además, la detección y cruce de todas las operaciones del contribuyente.

 

http://www.losandes.com.ar/files/image/15/06/image558e0b106cd0b7.81172039.jpg

 

Costos
El Régimen de Factura Electrónica (RFE) trae, en algunos casos, más dudas que certezas, sobre la implementación y el costo que implicará. Los profesionales explicaron que las empresas ya comenzaron a interiorizarse y a adecuar sus negocios para llegar de la mejor manera al 1 de julio, a pesar de que los contribuyentes que puedan tener dificultades deben informar a la entidad especificando la fecha en que podrán ponerlo operativo.

Según David Sosa Lobos, para adecuar este nuevo sistema, primero hay que tener en cuenta el volumen de transacciones de cada negocio. "Los emisores con poco volumen (hasta 200 comprobantes por mes) podrán usar directamente la función "comprobantes en línea” de la AFIP sin ningún costo, ya que sólo necesitarán de una computadora e Internet”, detalló.

No así el caso de una empresa que, por más que tenga montos bajos, el volumen de transacciones es importante, por lo que deberá adecuar algún programa: instalar un software en su computadora (sistema de gestión empresarial -ERP) o utilizar un software en la nube. En este último caso, el costo varía según la cantidad de facturas que deba emitir.

Según destacaron de la empresa de facturación electrónica y delivery de las mismas, Facturante, que cumple con la totalidad de la normativa de la AFIP (acorde a la RG 3749, 2485, 3571, 3067 y concordantes), el servicio que prestan es todo on line, lo que permite emitir facturas electrónicas legales desde la computadora, sin costo de instalación, mantenimiento, ni actualización.

Ésta y otras firmas como FacturaciónWEB, prestan el servicio que aplica tanto para un monotributista o empresa que no cuentan con un sistema de gestión propio -y en cuyo caso utilizarían el facturador manual on line- como para firmas más grandes que quieran conectar su sistema de gestión propio con algunas de estas compañías, lo que podrán hacer conectando la API (interfaz de programación) para incorporar la factura electrónica a su sistema.

Los precios, en general varían entre $ 510 mensuales (500 créditos mensuales ($ 1,02 x comprobante), $ 1.800 por 2.500 créditos mensuales ($ 0,72 el comprobante excedente), $ 2.700 por 5.000 créditos mensuales ($0,54 el comprobante excedente). Además, hay otras compañías en línea que ofrecen un fee mensual - de $ 3.000 a $ 7.000- en base al volumen de comprobantes.

Por otro lado, también hay empresas que pueden optar por instalar un software de gestión que realiza el registro de emisión de facturas en el sitio web de la AFIP a la vez que solicita un código de autorización vía internet, sea cual fuera su volumen de transacciones.

Por medio de estos web service, también se puede generar automáticamente facturas electrónicas y enviarlas por mail a los clientes, además de que tienen una integración para emitir según la resolución del fisco.

En estos casos, el valor varía pero, a pesar de que es más costoso, hay que tener en cuenta que la licencia es por única vez y en algunos casos se actualiza cada tres años. Para una licencia básica el costo aproximado es de $ 20.000 + IVA, más una licencia adicional para contabilidad general y salidas a AFIP, de aproximadamente $ 3.500 + IVA.

Este último está dirigido a prestadores de servicio; entre otros y firmas chicas. Para las medianas empresas, el costo es de unos $ 42.000 + IVA y para empresas industriales más grandes, un software puede costar, en promedio, $ 110.000 + IVA.

La diferencia entre ambos es que en el segundo caso, el empresario es dueño del sistema. Según expresaron los especialistas, en corto tiempo setermina pagando lo mismo que cuesta una licencia de uno de los sistemas de software, ya que uno es mensual y el otro queda.