Mendoza

Investigan un llamativo caso de alquiler de vientres que puede esconder una red delictiva

Dos hombres intentaron pasar a Chile con una lactante gestada por una mendocina de bajos recursos. Delitos complejos investiga el caso.
jueves, 20 de agosto de 2015 · 10:23

La fiscal de Delitos Complejos Claudia Ríosabrió una causa de oficiopor un extraño caso de "gestación por sustitución”, más conocido como "alquiler de vientres”,luego de queuna pareja de hombres intentara salir de Mendoza con una bebita de apenas 38 díashacia Chile.

Está en la miraArgentina Maternity, que se presenta en la web como un emprendimiento que ayuda "desinteresadamente” a tener bebés y está comandada por elabogado Juan Pablo Rojas Pascual.

Pascualfue quien prestó el servicio de subrogación a los chilenos y también salió en los diarios de todo el país porque representó a una pareja deBuenos Airesque logró quedarse con unbebé gestado en el vientre de otra mendocina.

La Policía Aeroportuaria fue la que dio la señal de alerta. A los efectivos les llamó la atención que dos varones sacaran a una recién nacida lactante y sin la mamá, con un permiso en mano por tiempo indeterminado.Y no los dejó salir.FacebookTwitter

Ahora se sabe que la mamá que firmó el permisoen realidad es una "gestante” de Los Barrancos, una zona sumamente vulnerable de Godoy Cruz,quien dio a luz a la beba y no la vio más.

De Los Barrancos es también la gestante del bebé que partió a Buenos Airesluego del fallo de finales de julio del juez Carlos Neirotti, del Primer Juzgado de Familia, quien autorizó a una pareja bonaerense a quedarse con un chiquito de 7 meses.

"Estamos interviniendo de oficio. Estamos tratando de investigar si existe un delito. En este caso qué delito y contra quién”, dijo Ríos a diarioLos Andes.

Es que, a medida que pasa el tiempo, se van conociendo más puntos oscuros de Rojas y Argentina Maternity: varias parejas confesaron que se ofrece el servicio "desinteresado” por 400 mil pesos.

Es decir, la pareja debe desembolsar este dinero a la empresa, que ni siquiera está inscripta como tal, y a cambio obtiene una madre subrogante.

Otro punto oscuro es por qué las mamás son de la misma zona vulnerable. ¿Alguien las recluta? ¿A cambio de qué?

En el caso de la pareja chilena, el presunto padre o dador de esperma de la bebées un médico de la exclusiva zona de Las Condes, Santiago.

En un primer momento, y cuando le preguntaron a la mujer que dio a luz a la bebé, ella dijoque había estado de novia con el médico y que le firmó el permiso para que los abuelos de Chile la conocieran. Un permiso sin fecha de regreso.

Pero ahora se sabe que la chica dio a luz en el hospital Español y que entregó a la nena, a la que ni siquiera alcanzó a dar de mamar. La tuvo, la dioy firmó para que se la llevaran.

"Me han consultado muchísimos clientes por los servicios de Rojas Pascual”, afirmó a este diario Fabiana Quaini, reconocida abogada de derecho internacional de familia. "Yo les digo que no lo hagan”.

"Si quieren hacer eso que lo hagan en EEUU, que está regulado”, afirma Quaini.FacebookTwitter

Es que en Argentina hay un vacío legal. No se sabe si alguien acompañó en el embarazo a las mujeres de Los Barrancos, no existe contrato legal de por medio y no hay un marco jurídico claro.

Quiani asegura que solo lleva casos de familiares o de amistades comprobables que quieran hacer la sustitución de vientres como algo altruista y sin fines de lucro. "En este momento estoy llevando una mujer que esta llevando en el vientre al bebé que su hermana no puede gestar”.

"No haría ni por casualidad algo así si no fuera familiar o de una amistad comprobable”, asegura.FacebookTwitter

¿Tráfico humano y trata de blancas?

Segun trascendió, ya hay denuncias de varias parejas que afirman que la agencia o empresa -no tiene definición legal- Argentina Maternity les pidió 400 mil pesos por un bebé de vientre alquilado.

En el medio queda la nebulosa del derecho de ese bebé a la identidad, del derecho de la madre gestante y del derecho de la pareja que paga, ya que nada está claramente regulado.

Por ahora, la justicia quiere saber de dónde saca Argentina Maternity a esas mamás de bajos recursos que presuntamente "prestan” sus vientres de forma "altruista” para que otras parejas consigan ser padres.

La gestante de la bebita que quisieron sacar por Chile deberá declarar ante Delitos Complejos y ratificar lo que al parecer le dijeron que contara:que fue novia del médico de Las Condes y que entregó a su hija recién nacida para que cruzara la cordillera y fuera a ver a su familia chilena, con un permiso por tiempo indefinido.

El argumento, para la justicia, es endeble, ya que el abogado de Argentina Maternity aparece en el medio otra vez y es extraño que una madre entregue a una lactante para que se la lleven sin fecha de regreso.

La mujer, que se sospecha cobró una suma ínfima por prestar su vientre, puede haber incurrido en el delito de "tornar incierto el estado civil de las personas”.

Porque la bebé nació en el hospital Español, figura como hija de la mujer pero luego no tuvo contacto con ella. ¿Cuál es el estado de esa bebé? ¿De quién es si la pareja que la tiene es chilena? ¿Quién ampara a la menor?

La pareja de Chile también deberá declarar, aunque su intención pueda haber sido buena. Se sospecha que pagaron por el servicio y que se llevaban a la nena para criarla en ese país.

También serán citadas las autoridades del hospital Español, ya que los nacimientos de bebés de vientre de alquiler de Argentina Maternity han sido en ese nosocomio y su personal avisó a la Justicia de Menores cuando vio las irregularidades.

El caso pone en el tapete una vez más el polémico caso de alquiler de vientres. Porque lo que ahora la justicia sospecha es que hay alguien querecluta mujeres de bajos recursos, les implanta el embrión o usa sus óvulos, las hace gestar y cobra fortunas por el servicio, lo que acarrea varios delitos, entre ellostrata de blanca y tráfico humano.

Para evitar esta situación, la senadora y vicegobernadora electaLaura Monteropresentó un proyecto de ley que regula la gestación por sustitución, o alquiler de vientre, con el objetivo de "llenar un vacío legal" que dejó el nuevo Código Civil.

La propuesta tiene con los aportes de la abogada Andrea Lara, y la investigadora del CONICET e integrante de la Subdirección de Derechos Humanos del Poder Judicial de Mendoza, Eleonora Lamm. Pero debe ser tratado.

Mientras tanto, una bebé que apenas tiene más de un mes está en la nebulosa judicial,con identidad incierta y sin que se sepa quiénes son realmente sus papás.

 

Otras Noticias