Economia

El próximo gobierno se enfrentará al reto de ordenar las cuentas públicas, según un informe privado

La próxima gestión de gobierno se enfrentará al reto de ordenar las cuentas públicas, dado que no parece haber margen para que el déficit fiscal continúe aumentando su participación en el PIB sin agravar los actuales desequilibrios macroeconómicos.
sábado, 19 de septiembre de 2015 · 14:15
De este modo, sostuvo el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) en su informe sobre "Los principales desafíos fiscales del próximo presidente".

Consideró que el orden de las cuentas públicas "constituye un verdadero desafío si se considera la gran importancia que ha adquirido el gasto público en la economía, por encima a la de los ingresos, que impone la necesidad de obtener cada vez más recursos de la economía para su financiamiento".

"Sin embargo, en un contexto de presión tributaria récord ello constituye una clara restricción de política económica. La intensidad de la moderación del gasto dependerá de la política fiscal que se implemente", se dijo.

Así por ejemplo, "si se parte de asumir un crecimiento anual de los ingresos nominales totales en el 2016 del 35%, para alcanzar el equilibrio fiscal sería necesario un fuerte ajuste del gasto público, que implicaría revertir la brecha de crecimiento negativa entre erogaciones e ingresos, que incluso debiera a pasar a ser positiva nada menos que en 23 puntos porcentuales", sostuvo la evaluación.

Por su parte, destacó que en un escenario donde el objetivo fuera que el déficit se reduzca a la mitad, que pase del 5% del PIB en el 2015 al 2,5% en el 2016, el gasto público debería crecer 15 puntos porcentuales menos que los ingresos.  

"Teniendo en cuenta que el gasto crece dinamizado principalmente por las erogaciones previsionales y el gasto asociado al empleo público, ambos con fuerte inflexibilidad a la baja, se abre el interrogante sobre cuáles partidas y con qué intensidad recaerá la contención, si es que se opta por esa alternativa", indicó el IARAF que dirige el economista Nadin Argañaraz.

Entre los datos que brindó el reporte se encuentra que después de cinco años de superávit fiscal, "el 2009 registró un desequilibrio del 0,5% del PIB, que se profundizó los años siguientes, hasta cerrar el 2014 con un déficit equivalente al 2,5% del PIB".

"El deterioro fiscal evidenciado entre 2009 y 2014 corresponde paradójicamente con el período en que adquiere relevancia la asistencia financiera extraordinaria del ANSES y BCRA recibida por el Tesoro para financiar su gasto", se dijo.

Además la evaluación aclaró que "si se descontara el auxilio de BCRA y ANSES, el desequilibrio fiscal se profundizaría en cada uno de los años entre 2009 y 2014".

"En promedio del período, el déficit representaría un 2,9% del PIB, más del doble del resultado incluyendo dichas rentas de la propiedad (‐1,3%)", se advirtió.

Además el Instituto señaló que "el tamaño del Estado Nacional (gasto como porcentaje del PIB) creció de manera sistemática durante la última década y a partir del 2009 pasó a ubicarse por encima a los niveles alcanzados por los ingresos, también relativos al PIB".

Fuente: Noticias Argentinas