Nuevo CBU: desde hoy todas las cuentas tienen "alias" y será más fácil transferir plata

Son nombres de usuario cortos, más fáciles de recordar que la clave de 22 cifras. Hasta ahora solo el 1% de las cuentas fueron 'bautizadas'. Al resto, el banco le asignará una combinación al azar de tres palabras que luego se podrán cambiar.
jueves, 01 de junio de 2017 · 10:27
Enviar dinero de una cuenta bancaria a otra será a partir de hoy bastante más fácil porque pasa a ser universal el sistema de "CBU Alias" creado por el Banco Central. La nueva modalidad, que utiliza nombres de usuario cortos similares a los de Twitter, convivirá con la tradicional, pero servirá para agilizar las transferencias que se realizan desde computadoras y teléfonos móviles. Y, en el mediano plazo, permitirá que la gente pueda pagar en los comercios, en segundos, usando el celular.

Por orden de la entidad monetaria, desde ahora, las 44,3 millones de cajas de ahorro y las 5,4 millones cuentas corrientes activas en el país tendrán asignado un nombre breve de identificación, único e irrepetible en todo el sistema financiero, similar al de las direcciones de correo electrónico o los perfiles de las redes sociales.

"Carlosperez”, "marieldeboedo”, "robertocarpintero”, "eugenioriver86” o "aguantetodo” son ejemplos de las palabras que pueden identificar las cuentas, con un mínimo de 6 caracteres y un máximo de 20, entre letras y números.

Estos "alias" no reemplazan a la vieja Clave Bancaria Uniforme (CBU) de 22 cifras, sino que se suman como una opción complementaria mucho más fácil de recordar y de transmitir. Porque ahora, para transferirle plata a una persona desde home banking o banca móvil, es posible hacerlo ingresando únicamente el alias, sin necesidad de pedirle el tedioso CBU numérico y datos como el CUIT o CUIL.

El nuevo sistema se había lanzado como optativo a mediados de diciembre y desde entonces unas 500.000 cuentas habían sido "bautizadas” por sus usuarios, procurando que que nadie les "ocupe" las palabras deseadas, como su apellido. Y es que funciona como las direcciones de correo electrónico: ningún usuario puede registrar un alias que ya haya sido elegido por otra persona.

Pero medio millón de cuentas es sólo el 1%. Por eso, la novedad es que hoy los bancos deberán asignarle un alias "por defecto" a todas las cuentas que todavía no tengan uno (unas 49,2 millones) porque sus titulares aún no les habían dado de alta un nombre.

"El formato del alias CBU 'por defecto' será una combinación al azar de tres palabras breves y de uso frecuente del idioma castellano, cuya ortografía no sea ambigua cuando se transmita de manera oral", explicó el Banco Central. Por ejemplo, "AguaRocaPan" o "RamaFlorMate".

"Cada usuario podrá consultar el alias asignado a través de los canales electrónicos (homebanking, cajeros automáticos y banca móvil), y cambiarlo si así lo desea", agregaron. Para ver el nombre asignado y reemplazarlo por uno nuevo, los pasos varían según el banco, pero en general se encuentra en la parte de "consulta de CBU". Para quien no desee usar alias, no habrá cambios: podrá seguir empleando el CBU de siempre.

Además de agilizar los intercambios de dinero entre cuentas, los alias tienen la ventaja de ser "portables”. Eso significa que, a diferencia del CBU numérico, el usuario puede conservarlo al cambiar de banco. Lo desvincula de la cuenta actual, lo asocia a la nueva cuenta y de inmediato todos fondos enviados al alias se derivan al nuevo destino, sin necesidad de avisarles sobre el cambio a las personas que envían el dinero.

La gran apuesta del Banco Central es que, con este impulso, las transferencias inmediatas sigan creciendo como medio de pago alternativo al efectivo. En abril -último dato disponibles- se hicieron 6,7 millones de transferencias en todo el país. Es decir, unas 9.300 por hora y 33,4% más de las que se habían registrado un año antes.

Aún así, el dinero en efectivo sigue teniendo una muy fuerte presencia en las transacciones cotidianas. Como informó Clarín el viernes, Argentina es el país del Cono Sur con mayor uso de billetes y los pagos con el celular están tardando en arrancar.

Los bancos ahora deben identificar quién envía cada una de las transferencias

Además de la universalización de los "Alias CBU", hoy entra en vigencia una disposición del Banco Central que debería resolver una complicación habitual para las personas que reciben transferencias bancarias, que es lo difícil que a veces resulta identificar quién fue el que envió cada monto de dinero.

Cuando la persona se fija en su resumen de cuenta, hasta ahora sólo veía el monto y una vaga descripción que muchas veces se limita a la palabra "transferencia". Esto generaba trastornos especialmente para los usuarios que recibían muchos envíos.

Por ejemplo, empresas que usan las transferencias para recibir pagos de clientes y consorcios de copropietarios. En las liquidaciones de expensas, de hecho, se volvió un clásico que los administradores incluyan entre los activos varios montos con la leyenda "transferencia no identificada".

Pero a partir de hoy, según ordena la Comunicación A-6200 del Central, esto debería cambiar porque los bancos quedarán obligados a informar claramente el nombre del originante de cada transferencia, así como su número de CUIT, CUIL o CDI.

Lo que se dispuso es que estos datos deberán estar disponibles cuando se consulten los resúmenes o movimientos de cuentas, tanto en la computadora como en el celular y en los cajeros automáticos. Como máximo, la información completa sobre el emisor deberá poder consultarse 24 horas hábiles después de producida la acreditación de los fondos.

Problemas en las horas previas al cambio de sistema

En el último día antes de que todas las cuentas bancarias reciban un "CBU Alias" de manera automática, bancos de primera línea registraron problemas informáticos en sus plataformas de homebanking que impidieron en muchos casos completar la operación. Como muchos usuarios pensaron -erróneamente- que a partir de hoy perderían la chance de elegir su alias, y deberían conformarse con el que se les asigne "por defecto" con palabras al azar, una gran cantidad de personas buscaron "bautizar" sus cuentas a último momento y los sistemas colapsaron. Así, cuando la gente intentaba asignarle un alias a su caja de ahorro o cuenta corriente, aparecían sistemáticamente mensajes de error y eso hizo que muchos debieran intentarlo varias veces hasta poder lograrlo. "Por favor, reintente más tarde", fue uno de los mensajes más comunes. No se descarta que hoy, ante la masiva curiosidad por conocer los nuevos alias, los inconvenientes reaparezcan. (clarin.com)

Comentarios