País

Desde julio más 0 km pagarán el impuesto para autos de lujo

El Gobierno Nacional no actualizará el piso hasta fin de año y se espera que por la inflación queden comprendidos varios modelos. Agencias aseguran que intentarán contener los precios.
martes, 20 de junio de 2017 · 13:27

El Gobierno Nacional confirmó a fábricas y concesionarias que no modificará el impuesto a los autos de lujo hasta fin de año. Como consecuencia se espera que varios modelos que están al límite del mínimo exento comiencen a tributar en los próximos meses.

Cabe recordar, que actualmente pagan una tasa del 10% los vehículos que tienen un valor igual o superior a $ 380.000 en su primera transacción (de la fábrica al concesionario) y tributan 20% los modelos de más de $ 800.000. La última modificación de esos valores se hizo en diciembre del año pasado y se especulaba con un aumento de los pisos cercano al 8% a fines de junio, acompañando el avance de la inflación. Sin embargo, el Gobierno ya comunicó que su intención es no implementar más cambios hasta el 2018. 

El contador Carlos Schestakow, consideró que esa una decisión preocupante, porque de esa forma quedarán comprendidos dentro del impuesto vehículos que por lógica no deberían pagar. 

"Es un error del Gobierno similar al que cometió la gestión anterior con el Impuesto a las Ganancias y con Bienes Personales. Ambos tributos permanecieron sin cambios durante años, pese al innegable avance de la inflación. Así se fueron captando cada vez más contribuyentes y fue aumentando la recaudación a base de presión tributaria”, opinó.

Los autos "en jaque”

Desde las concesionarias locales afirman que las terminales harán lo posible por contener el avance de los precios frente a la inflación, pero hay varios autos que están a solo un paso de ser considerados "de lujo” por el Gobierno.

Para tener una idea cercana de los modelos que podrían ser afectados, hay que tener en cuenta que aquellos autos que pagan un tasa del 10% son modelos que llegan al público a $ 520.000 aproximadamente y los que abonan 20% se comercializan a un valor cercano a los $ 1.200.000.

Entre los vehículos amenazados por el impuesto a los autos de lujo se encuentra por ejemplo el Peugeot 308 1,6 THP Feline TIP 2015, que según la Cámara de Comercio Automotor (CCA) tiene hoy un valor de mercado de $ 494.000 y en la transacción entre la fábrica y la concesionaria roza los $ 380.000.

Más cerca del límite aun están el Renault Fluence 2,0 16V GT 2 2015, cuyo precio de venta es de $ 508.400 y el Ford Focus Kinetic 2,0 Titanium 2016, que se vende a $ 507.100.

Otra marca comprometida es Chevrolet, con su Cruze 4P 1,4 T LTZ Plus automático. Esa versión llega al mercado a un valor de $ 495.000.

Es el caso también del Toyota Corolla 1,8 Seg CVT 2017 ($493.600), el Citröen C4 Lounge 1,6 THP 165  ($ 492.500) y el Volkswagen The Beatle TSI DSG 2017 ($ 501.109), entre otros. 

La estrategia del sector

Representantes de diferentes agencias locales mostraron preocupación por la decisión del Gobierno Nacional, pero aseguraron que el sector trabajará para que el impacto sea el menor posible. 

Carlos Segura, gerente general de Honda y Peugeot en Sur France, aseguró que "la fábrica contendrá el precio del 308 Feline para que no caiga el impuesto, porque sino se perdería volumen de ventas”.

También Sergio Montanaro, gerente general y financiero en Yacopini Sud, consideró que "las terminales harán lo posible por no subir el precio de los vehículos más comprometidos”. 

Por su parte, Hernán Yacopini, titular de Yacopini Mercedes Benz, mostró preocupación por la situación de los autos que están cerca de pagar 20%, pero comentó que "hay confianza en que el sector logrará una revisión integral de impuestos antes de fin de año.”

 

Preocupa la barrera de los $ 800 mil

Aunque la atención del sector automotor se centra sobre aquellos vehículos que están cerca de superar los $ 380 mil de valor de fábrica, hay autos que pelean por no pasar la segunda barrera, la de los $ 800 mil (casi $ 1.200.000 de valor de venta al publico).

Se trata de modelos que encajan dentro de la definición de "lujosos”, pero intentan permanecen con la menor carga tributaria posible.

Es el caso por ejemplo del Mercedes Benz C250 2,0 Avantgarde A/T, que se vende a $ 1.193.550, según la CCA. También están al límite el Audi A3 4P 2,0 T FSI S Tronic Quattro 2017 ($ $1.173.930) y el Volvo S60 T6 High Luxury FWD, que tiene un valor de mercado de $ 1.155.670. Esos autos hoy pagan tasa del 10 por ciento, pero podrían saltar al 20%.

 

 

Subirá hasta 20% producción de vehículos

Las terminales automotrices le informaron al presidente Mauricio Macri que este año el sector podría cerrar el año con un crecimiento de entre 15 y 20%, y se mostraron confiados en la posibilidad de llevar a la práctica un plan para producir un millón de vehículos para 2023 a partir de la discusión de aspectos impositivos, laborales y logísticos que condicionan a la industria.

Así se lo plantearon los directivos que integran la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), encabezados por su presidente Joachim Maier, en el marco de la visita al Salón del Automóvil que realizó ayer al mediodía el presidente Macri junto al ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el secretario de Industria, Martín Echegoyen, en el predio de La Rural.

Télam