Según el hijo de Ducler, los fondos de Santa Cruz "se usaron para la compra de YPF"

Juan Manuel Ducler sostuvo que esos fondos, que la Provincia recibió en tiempos de Menem por US$ 530 millones, también se usaron para sanear al banco de  Santa Cruz, de la familia Esquenazi, y para la campaña presidencial de Néstor Kirchner en 2003.
miércoles, 26 de julio de 2017 · 09:05

“Kirchner usó los fondos de Santa Cruz para la campaña presidencial de 2003 y para comprar YPF”. La afirmación pertenece a Juan Manuel Ducler. Con custodia personal y varios kilos perdidos, el hijo de Aldo Ducler, señalado públicamente como el financista de Néstor Kirchner, llega al encuentro de Clarín. Teme por la seguridad de su familia y afirma una y otra vez durante la hora de entrevista, que a su padre lo mataron y apunta contra los ex socios del financista que de acuerdo a las autopsias murió de un ataque al corazón. Revela que los documentos que demuestran la ruta de los fondos de Santa Cruz están fuera de Buenos Aires y que son su “seguro de vida”.

-¿Por qué Usted y su padre recién acuden a la UIF, encargada de la investigar operaciones de lavado, recién en marzo?

-Mi padre radica una denuncia en 2016 para que se investigue lo que pasó con los fondos de Santa Cruz, denuncia que cae en el juez Martinez de Giorgi, quien manda la causa a Santa Cruz y se archiva. Cuando sale la ley con la figura del informante, él pensó que era la oportunidad. Y en marzo de este año comenzamos, a través de nuestro abogado, a mantener conversaciones con dos representantes del Gobierno, uno de ellos un funcionario, para presentarnos como informantes y demostrar que Kirchner usó los fondos de Santa Cruz para tres fines: para sanear el Banco de Santa Cruz, para la campaña presidencial de 2003 y para la compra de YPF. Pero en los 60 días que mantuvimos de negociación se filtró nuestro apellido y las amenazas, que comenzaron después de la denuncia de papá en Comodoro Py, se fortalecen. Teníamos miedo por nuestra familia y por eso decidimos acudir a la UIF para formalizar nuestro pedido de enmarcarnos bajo la figura de informantes y recibir protección. Eso sucede un martes y al jueves siguiente papa muere.

-¿Qué paso con los fondos de Santa Cruz?

En 1983 mi papa funda Mercado Abierto junto a sus socios Héctor Scasserra y Miguel Iribarne. Mi papá se encargaba de las relaciones públicas, Iribarne era el jefe de la mesa de inversiones y Scaserra se dedicaba a los nuevos negocios y fideicomisos. Papa nunca conoció ni a Néstor ni a Cristina, el nexo era Eduardo Cafaro, un ex asesor del Banco Santa Cruz, que había sido el nexo entre Mercado Abierto y la provincia. La provincia cobra por regalías unos US$ 600 millones que, tras el pago de impuestos, a Néstor le quedan US$ 530 millones y decide sacar ese dinero del país porque temía que Cavallo, que le había pedido que los ceda a la Nación, se los quedara. La mayor parte de los fondos de Santa Cruz estaban en Estados Unidos, en el banco Dean Witter (hoy Morgan Stanley) invertidos en su mayoría en bonos. Otra parte de los fondos estaba en el M.A. Bank Ltd. en las Islas Caimán. Cuando mi papa tiene un problema judicial en 1999 en el marco de la operación Casa Blanca, Néstor se asusta y ordena enviar los fondos a Luxemburgo antes de 2001. Toda esa operatoria la manejan Iribarne y Cafaro, que saben todo. Después de la mano del Banco de Santa Cruz, el dinero fue enviado de Luxemburgo a Suiza, donde en 2004 se concentra todo en un solo banco.

-¿Cuál es el vínculo entre los fondos de Santa Cruz y el Banco de Santa Cruz?

Cuando el banco de Santa Cruz se privatiza en 1998, Néstor decide usar parte de los fondos de Santa Cruz para sanear un pasivo del banco de US$ 180 millones, y le cede a los Esquenazi la administración del banco. Le habían ofrecido el banco a Mercado Abierto, pero mi padre y sus socios desisten. Los Esquenazi entran poniendo sólo US$ 10 millones y Néstor les confía la administración de parte de los fondos de la provincia, mediante Cafaro. Cuando los Esquenazi compran el primer 15% a YPF obtienen, para poder hacerlo, un crédito de más de US$ 1.000 millones. El 60% de ese dinero se los presta el Credit Suisse, el mismo banco donde estaban los fondos de Santa Cruz. Esa maniobra es muy rara.

-¿Es decir que los Esquenazi habrían comprado YPF con los fondos de Santa Cruz?

-Sí. Hicieron una operatoria de back to back (que es el sistema más usual para repatriar capitales propios cual ajenos) con esos fondos. Pero cuando muere Néstor, se rompe el acuerdo entre los Kirchner y los Esquenazi y se distancian.

-¿Su padre contaba con documentación que podía hacer caer una demanda contra Argentina de fondo Burford Capital a nombre de Petersen Energía?

-La documentación está fuera de Buenos Aires. Papá en su escrito explica que tiene información para que Argentina gane la demanda. Plantea que la compra por parte de Petersen fue ilícita porque fue financiada con Fondos de Santa Cruz. También plantea que Repsol devuelva los más de US$ 5.000 millones que cobró por la expropiación, ya que esa operación surge de un pacto con los Kirchner.

-¿Existen documentos que prueben ese pacto?

-Basta con analizar lo extraño que Repsol financie en US$ 1.000 millones a 5 años y a tasas bajísimas la compra que hicieron los Esquenazi de otra parte de YPF. Ahí hubo complicidad. Hay un acuerdo de confidencialidad que se firma a comienzos de 2007, era un preacuerdo con Repsol acerca de la entrada de los Esquenazi a YPF, cuando aun ni siquiera estaban constituida la compañía Petersen ni en España ni en Australia. Con lo cual fue mucho peor que lo de Lázaro Baez, porque el al menos constituyó su empresa un tiempo antes de la adjudicación de la obra pública.

-¿Qué pasa cuando Néstor muere?

El país estaba ordenado con Néstor. Con Cristina, Amado Boudou y Axel Kicillof, todo cambia. Repsol quería irse de YPF y negocian. Primero Kicillof dice que no se les va a pagar nada y luego se les paga más de US$ 5.000 millones. Hay artículos periodísticos que advierten que el presidente de Repsol, Antonio Brufau, dijo que sabía cosas y por eso tuvieron que negociar. Julio De Vido tuvo un papel clave, porque fue interventor junto a Kicillof de YPF. También el segundo de De Vido, Roberto Baratta, manejaba todo desde la empresa. Además, Cristina se pelea con los Esquenazi por los fondos y justo aparece Carlos Slim comprando el 8,4% de la petrolera. Cristina podría haber devuelto los fondos de Santa Cruz a la provincia y no lo hizo. Y Slim no compró nada, ejecutó la garantía de los bancos, probablemente “el back to back del Credit Suisse ”(el crédito se otorga garantizado con efectivo del cliente depositado en el banco mediante un bono de caja en garantía). Con Cristina como presidenta, también hubo una estafa muy grande con la política de dividendos de YPF. Se pagaron más dividendos que ganancias y así vaciaron la empresa, por eso hoy tenemos los problemas que tenemos de falta de energía. Los Esquenazi cobraron entre 2008 y 2013, US$ 1.200 millones de dividendos. La mayor estafa que hicieron los Kirchner a la Argentina fue la estafa a YPF.

-¿Por qué sostiene que a su padre lo asesinaron?

El estudio toxicológico es clave. Los resultados iban a estar listos en un mes y aún sigo sin tenerlos. Es muy raro. Cuando mi papá se desploma, aparece justo una ambulancia de emergencias privada, que se encarga del traslado al hospital Algerich cuando en verdad eso tendría que haberlo hecho el SAME. También es clave el paso de mi papa un rato antes de morir por la Sociedad de Bolsa Arpenta, donde es posible que haya tenido una discusión o lo hayan amenazado sus ex socios. Papá sabía que Cafaro había estado en Arpenta y mi gran duda es si sus ex socios siguieron administrando parte de los fondos de Santa Cruz. Papá denunciaba a los Kirchner y a los Esquenazi, entre otras personas, y casualmente el abogado de Arpenta es el mismo que el de los Esquenazi. Algo pasó en Arpenta.

33%
Satisfacción
50%
Esperanza
16%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia