Más de 300 mendocinos cambiaron su género en el DNI

La mayoría pasó del sexo masculino al femenino desde la sanción de la Ley de Identidad de Género. En lo que va del 2018, se lograron 32 nuevas peticiones. El trámite.
miércoles, 14 de noviembre de 2018 · 09:25

Desde que se reglamentó la Ley de Identidad de Género, en 2012, cerca de 320 mendocinos ya pasaron por el Registro Civil para hacer el trámite que les permite tener un DNI con su género autopercibido. La mayoría pasó del sexo masculino al femenino.

Mientras que el  2017 cerró con un total de 37 cambios, en lo que va del 2018 se dieron 32. De estos últimos, 17 corresponden a personas que estuvieron registradas como varones y 15, figuraban como mujeres. Mientras que otras dos, lograron que no se consigne género alguno en sus documentos.

Las mujeres trans lideran el ránking

Si bien las mujeres trans lideran el ránkig, en forma gradual se ha incrementado la peticiones de hombres trans. Fernanda Urquiza, Coordinadora del Área de Diversidad y de la provincia afirmó que los medios de comunicación masivo, incluido el caso de Juan interpretado por Maite Lanata en 100 días para enamorarse, "han servido para que los varones trans pudieran salir del closet como lo hacen las chicas".

"Los varones trans pasan otras las situaciones para poder visibilizarse. Y en este sentido, es importante el trabajo que se viene haciendo. Hoy está el tema sobre la mesa", dijo.

De acuerdo a la Ley, toda persona tiene derecho "a ser tratada de acuerdo con su identidad de género y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto de el/los nombre/s de pila, imagen y sexo con los que allí es registrada".

Si bien desde el Registro Civil informaron que "no hay datos de las edades", Urquiza explicó que por lo general se dan entre los 18 años, edad mínima que consigna la Ley, y los 35 años.

El primer paso para la integración

El sociólogo y activista del colectivo LGBT, Mario Vargas, aseguró que la normativa "es un principio que le dice a la sociedad que el género es algo que se construye con el tiempo y es una cuestión que tiene que ver con la autopercepción y los derechos humanos".

Sin embargo, señaló que la ley va quedando chica con "esta explosión no binaria - ni varones ni mujeres- que salen de la estructura y que están surgiendo. La norma sirvió para visibilizar toda la violencia que estaba sufriendo la comunidad. Pero en un futuro cercano hará falta otro marco legal que nos acompañe".

Desde el colectivo LGBTIQ+  señalan que falta mucho camino por transitar y que se cumpla efectivamente los lineamientos de la ley que explicita que se debe garantizar "el goce de la salud integral" .

Salud trans: Avances, deudas y cómo funciona el único consultorio público

Además de la importancia del acceso a los circuitos formales de trabajo. "El 95% de las trans están en el circuito prostibulario. Entran a los 11 años y tienen una esperanza de vida menor a 40 años", indicó el activista.

Tanto Vargas como Urquiza coincidieron en que es fundamental que se apruebe una ley que asegure el cupo laboral trans, para que se otorgue un 1% de puestos en la administración pública a personas travestis, transexuales, transgéneros y masculinidades trans.

El trámite

El trámite total demora cerca de 25 días. Desde que firma la solicitud, el plazo para recibir la partida nueva es de quince días y luego el solicitante recibe su DNI a los diez días con el mismo número de documento pero con la nueva identidad registrada.

En ningún caso será requisito acreditar intervención quirúrgica por reasignación genital total o parcial, ni acreditar terapias hormonales u otro tratamiento psicológico o médico.

Desde el Registro Civil destacaron que "quien solicite el cambio de identidad de género debe llenar una solicitud que será enviada a Asesoría Letrada para un examen legal donde se comprueba que no hubo otro cambio de género anterior". Una vez realizada la nueva identidad, sólo puede ser modificada por autorización judicial.

Esto se hace en el  Registro Civil donde la persona fue inscripta al nacer. El organismo inmoviliza la partida de nacimiento original y se crea una nueva acta con los nuevos datos, con la que se realizan los trámites documentarios.

Si es naturalizado argentino/a o hizo el trámite de ciudadanía argentina y no puede rectificar la partida de nacimiento, al hacer el trámite va a tener que completar un formulario de pedido de rectificación de datos de identificación que anexarán al legajo de ciudadanía.

Finalmente, el interesado deberá sacar un turno para tramitar un nuevo ejemplar de DNI y presentarse en la oficina del Registro Civil en el día y al horario indicados, con su nueva partida de nacimiento.

La rectificación del Acta de Nacimiento no tiene costo, pero la gestión del nuevo DNI es un trámite arancelado.

El Sol