Murió en Italia y su cuerpo está varado en Ezeiza porque la aerolínea perdió los papeles

Elsa Margarita Barragán sufrió de un paro cardíaco en un pueblito de Italia y la familia aún no puede recibir sus restos para velarla.
miércoles, 14 de noviembre de 2018 · 18:33

Elsa Margarita Barragán (73 años) murió de un paro caridíaco cuando cumplía el sueño de sus nietos mellizos de festejar sus 15 años en unas vacaciones en Italia. La mujer, que era de Mar del Plata, viajó junto a sus hijas y nietos. Y en un pueblito italiano sufrió la repentina muerte. La familia está actualmente viviendo un calvario para poder recibir los restos de Elsa, que aún están varado en Ezeiza desde el 9 de noviembre, debido a que la aerolínea Alitalia perdió su documentación.

La desesperación de la familia es absoluta. Desde el consulado italiano no encontraron colaboración ni respuestas ante la negligencia de la empresa que extravió la hoja de ruta de los certificados.

 

La hija de Elsa, Andrea Bejanuel, confió a la prensa que el domingo 28 de octubre, debieron frenar a 30 kilómetros de Pietra Ligura por un fuerte temporal. Allí Elsa se descompensó y, si bien fue asistida de inmediato por una ambulancia, no lograron reanimarla. Su muerte fue declarada en el hospital Santa Corona, donde Andrea obtuvo el certificado de defunción. 

Pese a que toda la documentación para repatriar el cuerpo de su mamá la obtuvo en una semana, la odisea llegaría después una vez que arribaran a Ezeiza. Allí se enteraron del grave problema, el cual aún no pueden solucionar para poder despedir a Elsa. 

 

"Mandaron a mi mamá como si fuera una caja de zapatos, como si fuese una remera que le falta la etiqueta de la AFIP", dijo indignada Andrea además de aclarar que el traslado estuvo a cargo de la aerolínea Alitalia, la cual perdió los papeles durante el vuelo de regreso a la Argentina.

A su vez, mientras resolvía el traslado desde Italia, Andre contó que el 8 de noviembre, "los restos salieron desde el aeropuerto de Fiumicino. Nosotros tuvimos que regresar desde Barcelona porque desde ahí partía el vuelo originalmente y además debíamos devolver el auto alquilado, para que no les cobraran miles de euros de penalidad", aclaró.

 

Y agregó: "Cancillería no se movió para que hicieran una excepción. Tuve que manejar 800 kilómetros así", dijo Andrea.

En su arribo a la Argentina, el calvario aumentó: "Perdieron todo. Desde Alitalia no nos dieron ninguna explicación. No sabían si los habían perdido en un trasbordo en Roma o en Buenos Aires. No nos quisieron atender el teléfono, nada. Acá hay un vacío legal", explicó Andrea.

Los restos de su madre están en un cajón de madera recubierto por otro de acero soldado. Nadie en el aeropuerto sabe qué hay en esa caja, por la falta de documentación.

Tras contantes contactos con el consulado italiano, Andrea logró que el lunes volvieran a emitir los certificados originales. Pero otro problema burocrático surgió: la empresa de seguros contratada, Universal Assistance, se negó a enviar la documentación en un vuelo directo y lo hizo por medio de un "correo express" que demora entre 4 y 5 días. 

Comentarios