Fútbol para Todos gastó 1.200 millones de dólares sin control

Auditoría General de la Nación determinó que hubo severas irregularidades en el manejo de fondos.
domingo, 30 de diciembre de 2018 · 10:39

El programa Fútbol para Todos, uno de los íconos del gobierno kirchnerista , demostró ser un agujero negro por donde se drenaron, sin control, alrededor de 1200 millones de dólares durante los siete años que duró.

No solo no se cumplió con ninguno de sus objetivos originales, sino que además se incurrió en severas irregularidades en el manejo de los fondos, que merecen ser investigadas por la Justicia. Así lo determinó la Auditoría General de la Nación (AGN) en un informe lapidario que aprobó en su última sesión del año.

Tan duro es el informe que los auditores kirchneristas José Ignacio Forlón y María Graciela de la Rosa, junto al peronista Javier Fernández, reclamaron que se lo remitiera al archivo. Alegaron que contenía serias deficiencias técnicas. Mandar al archivo un informe de auditoría es por demás inusual; por lo general, todos ellos se envían al Congreso para su tratamiento. De inmediato, se opusieron los auditores Jesús Rodríguez, Alejandro Nieva (UCR) y Gabriel Mihura (Frente Renovador). Frente al empate, Oscar Lamberto, presidente de la AGN, se inclinó por salvar el informe y dirigirlo a la Comisión Mixta Revisora de Cuentas del Congreso.

No solo eso: se decidió remitir el informe al juzgado federal de María Servini de Cubría, quien instruyó la causa sobre Fútbol para Todos a partir de una denuncia de la diputada Graciela Ocaña y la elevó el mes pasado a juicio oral. Están procesados los exjefes de Gabinete de Cristina Kirchner, Aníbal Fernández y Jorge Capitanich ; el exvicegobernador bonaerense y excoordinador del programa Gabriel Mariotto , y el expresidente de la AFA Luis Segura , entre otros.

Fútbol para Todos se creó en 2009. En paralelo, la Jefatura de Gabinete firmó un contrato asociativo con la AFA, por la que ésta le cedía al gobierno la comercialización de los derechos televisivos de los partidos de futbol. Con bombos y platillos ambos socios exaltaron que, gracias al programa, los partidos televisados serían gratuitos y abiertos para todo el país, que los clubes recibirían recursos suficientes para sanear sus cuentas -en su mayoría, en rojo-, que se generarían fondos excedentes para financiar el deporte olímpico y que se instrumentarían políticas para mejorar la seguridad en los estadios.

"Sin embargo, cinco meses después de la firma, en febrero de 2010, el gobierno resolvió, sin acto administrativo de por medio, emitir publicidad oficial en los partidos televisados, desfinanciando automáticamente el programa", relató Rodríguez al defender el informe.

 

Comentarios