Catamarca: grave denuncia contra la cúpula de Gendarmería por supuesta corrupción

Fue realizada por un gendarme que denunció desvío de fondos y falsificación de documentos.
sábado, 08 de diciembre de 2018 · 12:26

La Justicia Federal se encuentra abocada a la investigación de una grave denuncia por presuntas maniobras fraudulentas cometidas en Gendarmería Nacional y que tendrían como protagonistas a cuatro integrantes de la fuerza, entre ellos al jefe, Martín Amuchástegui, y a dos integrantes de la cúpula de la Agrupación VIII, que tiene jurisdicción en Catamarca.


La deposición fue realizada el miércoles 28 de noviembre en Fiscalía Federal por un oficial -cuyos datos se mantienen en reserva- quien, acompañado por su abogado Gustavo Rentín, apuntó al jefe de la Agrupación, comandante Martín Amuchástegui, al 2° jefe Operativo, comandante Jorge Alberto Lugo, y al jefe del Servicio Administrativo Financiero (SAF), comandante Rodolfo Mareco.


En la denuncia de 18 carillas se describen las maniobras ilícitas que se habrían realizado desde marzo a agosto de este año.


Durante ese período se habrían realizado extracciones bancarias sin la anuencia del tesorero y que para ese fin las máximas autoridades habían convocado a un suboficial, ajeno al Casino. Estos "movimientos" habrían sido registrados pero falsificando la firma del tesorero y denunciante.


Según la denuncia a la que tuvo acceso en forma exclusiva El Ancasti, el mecanismo para el cobro de la mensualidad para los gendarmes que hacen uso del Casino es la siguiente: el tesorero eleva al presidente del Casino, comandante Jorge Alberto Lugo y al jefe de la Agrupación, Martín Amuchástegui. En la planilla está detallado el importe a debitar a cada socio. Estas planillas posteriormente son enviadas desde el SAF a la sede central de Gendarmería, en el Edificio Centinela, ubicado en CABA. Allí se hace la liquidación y el débito correspondiente y se deposita en una cuenta bancaria a nombre de la Agrupación local.


En el período marzo/agosto este dinero fue retirado pero no por el tesorero, quien llevaba a cabo esta tarea habitualmente, sino por un suboficial que habría sido designado por Lugo. Según la versión del denunciante, este dinero no fue entregado y no fue rendido según constaría en el registro de ingresos y egresos del Casino de Oficiales. 


Otra circunstancia irregular descripta en la denuncia es que horas antes del arribo de los integrantes del Comando Regional III "Córdoba", quienes tienen a cargo la inspección anual, se habría falsificado la firma del denunciante para dejar constancia del ingreso del dinero. Esta circunstancia fue presenciada por un cabo que le manifestó lo sucedido al tesorero.


A su vez denunció que el jefe del SAF fijaba discrecional y arbitrariamente el importe de los servicios a abonar mensualmente por los oficiales socios del Casino.

Sospecha
La defensa del tesorero pidió la recusación del fiscal federal, Santos Reynoso, y del juez federal, Miguel Ángel Contreras, por una supuesta filtración de información desde la Justicia a la Gendarmería Nacional, que habría sido advertida de los allanamientos.

El Ancasti