La historia del joven que vendía sándwiches de salame en Once y se los sacó la Policía

Maximiliano Gómez encontró una vuelta para apuntalar su economía. Cada mañana arma sándwiches de salame y queso y los sale a vender en una canasta por los barrios de Once y Balvanera. Así fue el último tiempo. Hasta el último miércoles, cuando un grupo de policías de la Ciudad le sacó su mercadería, le labró un acta y le cortó su fuente de ingresos.
viernes, 23 de marzo de 2018 · 16:44

 

La historia se conoció el jueves después de que la foto del momento de la intervención policial se viralizara en las redes sociales. Fuentes policiales informaron que, como no es legal la venta ambulante, se labró un contravención ese día a las 11:22 en la calle Presidente Perón 2581 y que se dispuso un acta y el decomiso de la mercadería (un canasto con 35 sándwiches). Pero que Gómez no quedó detenido.

La mercadería que había preparado el joven fue decomisada. En esos casos, la Justicia pide que, si está en buen estado, sea donada a comedores de la Ciudad.

Infobae se comunicó con Maximilano Gómez, quien prefirió no hacer declaraciones. Durante este viernes se difundieron declaraciones de una persona de nombre Sebastián, pero hubo una confusión. No era el vendedor de Once, sino otro joven que tuvo un inconveniente similar en el barrio de Flores.

Gómez aclaró que por ahora no quiere hablar con los medios, pero sí contó que a partir de la difusión de su caso recibió muchos pedidos de sándwiches.

El usuario de Twitter @zetadice contó que el jueves habló con Maximiliano y que el joven aclaró que no quiere recibir dinero pero sí acepta hacer sándwiches a pedido, y que se mueve en el barrio de Once.

La Policía de la Ciudad informó que ese “tipo de actividades” se da todos los días en la zona de Once y que las actas se labran “con el fin de desalentar diariamente por personal de esta dependencia la venta ambulante”, como parte de un pedido de la ONG “Buenos vecinos Once”. ( Infobae)

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia