El drama de un venezolano que huyó de su país, llegó desnutrido a Mendoza y está internado

Gilbert Bautista, de 27 años, escapó del régimen en Venezuela por la crisis social y permanece en el hospital Central por síndrome meníngeo.
miércoles, 11 de abril de 2018 · 20:02

Un artista venezolano huyó de su país debido a la crisis social y económica que atraviesa y decidió buscar un nuevo hogar en otra parte del mundo, donde pudiera salir adelante. Ese sitio fue Mendoza, donde arribó hace seis meses, pero su vida corre riesgo. Debido a la severa desnutrición que sufrió en Venezuela por la escasez de alimentos, está internado en el hospital Central, donde se recupera.

Fuentes médicas afirmaron a Los Andes que se trata de Gilbert Bautista, un ciudadano venezolano de 27 años que escapó del régimen de Nicolás Maduroante la problemática social que afecta al país. La falta de trabajo y la consecuente imposibilidad para satisfacer sus necesidades básicas lo obligó a abandonar la tierra donde nació, antes de que su vida corriera riesgo.

Es que el joven pasó de pesar 80 a 57 kilogramos por la extrema hambruna que lo aquejó en su país natal. Con la decisión tomada, salió de Venezuela, cruzó la frontera y emprendió rumbo hacia un lugar mejor, con su infaltable guitarra bajo el brazo, ya que es licenciado en Música.

“No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad, ni porvenir”, se le oyó recitar una y otra vez a Facundo Cabral. Y quizás Gilbert repitió esas estrofas en su nuevo camino a Mendoza hace seis meses.

Sin embargo, la salud del artista venezolano tras años de lucha pesaba más que la esperanza de encontrar un nuevo hogar, donde la comida no fuera un privilegio como en su país de origen.

No obstante, su salud empeoró y arribó hace algunos días al hospital Central en una situación límite.

“Sólo comía arroz en el régimen”, se le oyó decir ante la mirada atónita de los médicos, que no entendían qué sucedía con él. Las fFuentes aseguraron a Los Andes que Gilbert “tenía mucha hambre” y que su índice de masa corporal era de 17, cuando debía estar arriba de los 19.

Gilbert manifestó sufrir fuertes dolores de cabeza y rigidez en la nuca, por lo quedó en observación en el nosocomio con síndrome meníngeo. Además de medicación, le brindaron una dieta hipercalórica para estabilizarlo ante la desnutrición que tenía. Allí, se recupera e intenta levantarse para poder alcanzar su propósito arrebatado.

Los Andes