China supervisó desde Neuquén el primer alunizaje al lado oculto de la Luna

La sonda Chang'e-4 envió hoy la primera imagen de la historia de esa zona del satélite. La misión fue seguida desde la estación ubicada en Bajada del Agrio.
jueves, 03 de enero de 2019 · 12:41

La sonda china Chang’e-4 se convirtió este jueves en la primera nave de la historia en alunizar en el lado oculto de la Luna y enviar una imagen desde esa zona desconocida del satélite. La misión forma parte del Programa Chino de Exploración Lunar y se supervisó desde la estación ubicada en Neuquén, en cercanías de Bajada del Agrio.

Según informó la China National Space Administration (CNSA), la sonda no tripulada tocó suelo lunar a las 10:26 (hora de Beijing), tras haber entrado en órbita el pasado domingo. “La misión proveerá a los científicos del mundo más oportunidades para explorar el universo”, aseguraron.

Chang’e-4 lleva a bordo huevos de gusano de seda, semillas de papa y de flores para observar la germinación, crecimiento y respiración en las condiciones de baja gravedad en la superficie lunar. Para el próximo año, China tiene previsto enviar una nueva sonda a la Luna, la Chang’e 5, cuya misión será recoger muestras del suelo y traerlas de regreso a la Tierra.

El 13 de diciembre pasado, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) recibió a una delegación china presidida por el consejero superior de la China Launch and Tracking Control General (CLTC), Huang Quisheng, junto a representantes de Xi’an Satellite Control Center (XSCC), Beijing Aerospace Command Center (BACC) y Beijing Institute of Tracking and Telecommunication Technology (BITTT).

Allí informaron sobre el desempeño de la estación ubicada en cercanías de Bajada del Agrio para el seguimiento, comando y adquisición de datos de la misión del Chang’e-4 para la exploración del lado oculto de la Luna. También sobre las posibilidades de participación de la Argentina en futuros proyectos.

La sonda fue lanzada al espacio el 8 de diciembre desde la plataforma de lanzamiento en Xichang, en China. En tanto la base neuquina está en operación desde abril del 2018, aunque su construcción comenzó en 2012 a partir de un acuerdo firmado por la agencia asiática con el exgobernador Jorge Sapag.

La base fue criticada por dirigentes de la entonces oposición cuando se trató su ratificación en el Congreso Nacional durante la presidencia de Cristina Fernández. Aseguraban que podía servir para fines “duales”, civiles y militares, resumió LMN.