El cáncer de mama podría detectarse cinco años antes del primer síntoma

Por medio de un análisis de sangre se podría diagnosticar con más eficacia y rapidez.
martes, 12 de noviembre de 2019 · 08:52

Las pautas para la detección temprana del cáncer de mama recomiendan que las mujeres se realicen un examen de rutina a partir de los 40 años, aunque no discrimina en términos de edad y todas deben estar atentas. Ahora, por medio de una extracción de sangre, la enfermedad podría ser diagnosticada hasta cinco años antes de que las pacientes experimenten síntomas. Al menos así lo indican científicos del Centro de Excelencia para la Autoinmunidad en Cáncer de Reino Unido.

Basaron sus pruebas en el resultado de muestras de sangre de varias mujeres al momento del diagnóstico. De esta forma determinaron que había grandes probabilidades de detectar mucho antes la enfermedad y que incluso era “más rentable y fácil de realizar que las mamografías”.

El estudio

El hallazgo se centra en productos químicos llamados antígenos. Estos son producidos por células cancerígenas y hacen que el organismo produzca anticuerpos para tratar de bloquearlos. El equipo tomó muestras de sangre a 90 pacientes con reciente diagnóstico y lo compararon con las de un grupo de mujeres sanas. Así llegaron a la conclusión de que, si hay señales de un elevado número de anticuerpos, es porque fueron activados por un porcentaje de antígenos asociados al tumor.

“Esta investigación se basa en información genética que tienen los tumores y en la respuesta inmunológica del organismo a las células cancerígenas”, afirma a Con Bienestar el doctor Sebastián Menazzi, médico genetista (M.N. 135.855) del Hospital de Clínicas “José de San Martín”.

Por el momento, son trabajos de investigación y sus autores afirman que ya pueden detectar entre un 60 y 70 por ciento de los pacientes que efectivamente después van a tener cáncer. Menazzi explica que los tumores desarrollan moléculas diferentes a las normales, y el organismo genera una respuesta inmediata: “La inmunidad de la persona tiene como objetivo destruir esa célula tumoral y aunque muchas veces no lo logra, se generan moléculas que pueden ser útiles para un diagnóstico temprano”.

“Son resultados muy recientes, pero apuntan a descubrir la enfermedad por medio de una biopsia líquida mucho antes de que se pueda ver o palpar en un estudio de imágenes”, explica Menazzi.

Se llama biopsia líquida a una forma no invasiva de realizar un chequeo, en este caso específico se trata de la extracción de una muestra de sangre.

El examen sigue en etapa de evaluación, pero creen que podría estar listo en menos de cuatro años. “Una vez que mejoremos la precisión del estudio, se abrirá una posibilidad de la detección temprana”, afirmó Daniyah Alfattani, miembro del equipo de investigación.

A su vez, los académicos de la Universidad de Nottingham trabajan en pruebas similares para el cáncer de páncreas, intestino e hígado.