Gremio bancario acordó un aumento trimestral del 19,5% en dos tramos

El aumento se pagará retroactivo a enero y abril, e incluirá una suma de $12.500 en mayo y julio. Así, el salario inicial llegará a los $47.000
viernes, 3 de mayo de 2019 · 15:29

as paritarias siguen dando señales del acortamiento por el impacto de la inflación. El gremio bancario liderado por Sergio Palazzo acordó este mediodía un "adelanto de emergencia" del 19,5% en dos tramos a cuenta de las paritarias, que incluye una compensación de $12.500 en dos cuotas. Fue luego de rechazar anoche una oferta de los bancos que, según el sindicato, consistía en una suba para todo el año en línea con la pauta oficial, del orden del 28%.

Los bancos públicos y privados (Abappra), las entidades de capital nacional (adeba), las de orígen extranajero (ABA) y la banca especializada (ABE) rubricaron el entendimiento que prevé un aumento sobre los salarios de diciembre. Este se dividirá en el pago en mayo de un 10% retroactivo al 1 de enero y otro, de 9,5%, retroactivo al 1 de abril -informó el gremio-, en el marco de la "actual situación de incertidumbre económica y alza de precios".

De esa manera, el adelanto absorberá el anticipo percibido de un 7% y la suma fija de $1.000 por enero y febrero. Los más de 100.000 empleados bancarios obtendrán, además, una compensación de $12.500 en dos cuotas, una a más tardar el 20 de mayo y la segunda, el 5 de julio. En los hechos, se trata de un arreglo transitorio hasta junio por el que las partes seguirán negociando hasta definir la paritaria anual. En ese lapso, se prevé que la organización sindical no realizará medidas de fuerza.

"El acuerdo es hasta junio, tiene una cláusula por la que nos tendríamos que reunir entre mayo y junio, así que va a haber negociaciones y todavía no está resuelta la paritaria, solo es un acuerdo puente", confirmaron a iProfesional cerca de Palazzo. Las cámaras bancarias, en tanto, se mostraron cautas y, sin negar la versión del acuerdo, señalaron que se encontraban estudiando los detalles del mismo, antes de brindar información.

El sindicalista se reunió anoche con los representantes de las entidades financieras, sin poder arribar a un consenso. En un principio, el gremio buscaba reinstalar la cláusula gatillo de modo de implementar un esquema de ajustes mensuales actualizados por la inflación del Indec, mientras que los bancos habrían ofrecido un incremento para todo el año del 28%, similar a la pauta sugerida por el Ministerio de Producción y Trabajo, encabezado por Dante Sica.

La negociación se había tensado el viernes pasado durante una reunión en el Banco Nación, en donde el titular de la entidad, Javier González Fraga, le advirtió a Palazzo que "la paritaria no puede tener un dos adelante", tal como anticipó este medio. En una audiencia posterior en la secretaría de Trabajo, el banquero propuso además incorporar subcategorías por debajo de la escala inicial vigente, el pase a suma fija del beneficio por el Día del Bancario y la quita del aporte solidario, del 0,5%.

La propuesta no hizo más que alimentar la convocatoria a la huelga general que encabezó el dirigente bancario este martes junto al camionero Pablo Moyano, y que afectó el funcionamiento de los bancos. A raíz de la protesta, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, inició una demanda penal contra los sindicalistas para que paguen $23 millones por el supuesto costo que significó el operativo de seguridad durante la jornada.

En medio de esos cruces, el gremio finalmente llegó a un acuerdo "puente" este mediodía, con un criterio de actualización trimestral ya que el último aumento había sido por enero y febrero. "Con ello hemos alcanzado un adelanto de aumento salarial del 19,5% y continuamos las negociaciones con las distintas cámaras", señaló el sindicato en un comunicado. De esa manera, el salario conformado inicial al 1 de abril será de $44.941, lo que junto a los $2.029 por la participación en ganancias totalizará $46.970.

Junto con el de los mecánicos, La Bancaria fue el único gremio que logró superar la inflación el año pasado. Lo hizo a través de un aumento inicial del 28%, seguido de actualizaciones hasta empatar la inflación oficial y una compensación del 4,4% por lo perdido en 2017. Además obtuvo un bono compensatorio de $8.500 en tres cuotas y una suma promedio de $30.000 por el Día del Bancario, junto con el premio por las ganancias en los bancos. Así, en total, la suba superó el 50%, según los cálculos del sindicato.

Fuente: IProfesional