Subió el dólar, se duplicó el riesgo país y ya se ve impacto fuerte en los alimentos

Se espera más tensión para la ronda del miércoles, con un dólar demandado como centro de la atención. Los inversores tendrán la mirada puesta en la caída de los plazos fijos.
martes, 13 de agosto de 2019 · 22:58

Las crisis se ven en la calle. Los supermercados y negocios aumentaron sus precios en alrededor de 15% y esperan subirlos más. Un caso curioso es el de las bananas que provienen de Ecuador subieron $20 el kilo y se pagan hasta $85 (el cajón les aumentó $300).

Las Pymes no saben a cuánto vender su producción. Los proveedores les dan una factura abierta en dólares que la pagarán a su vencimiento al precio de la divisa norteamericana de ese día. Las consecuencias: no saben a qué precio vender lo que fabrican. En ese contexto, podría haber desabastecimiento porque no tienen como financiarse. Por eso, cuando dicen que el mercado financiero lo manejan pocos, se equivocan. Lo que sucede allí afecta a la economía doméstica de manera directa.

Por caso, el dólar mayorista con más negocios que días anteriores por la intervención del Banco Central subió $2,05 a $55,90 después haber sobrepasado los $56. Los negocios sumaron USD 616 millones porque el Banco Central vendió USD 150 millones propios más 60 millones del Tesoro. Así y todo, no le alcanzó para frenar la suba y el billete cerró con precios elevados. Si la rueda seguía unos minutos más llegaba a los $56.

Se nota un faltante de billetes en bancos que tienen que reforzar sus pedidos por eso a veces el cliente no encuentra respuesta inmediata a su pedido y tiene que volver al día siguiente. Los bancos almacenan sus divisas en Prosegur, en Ezeiza, porque sus bóvedas no tienen la suficiente capacidad. Por ese servicio pagan una comisión de 0,5% anual.

Las reservas a todo esto, tuvieron una pérdida de USD 690 millones. Además de la venta de USD 210 millones hubo una baja por la caída del efectivo mínimo ya que algunos depositantes retiraron dinero de los bancos. El viernes, las colocaciones en divisas habían alcanzado el récord del año con USD 34.150 millones. Las reservas también se resintieron por la leve baja del oro (-0,03%) que no pudo compensar la suba de 0,04% del euro. Además, hubo pagos a organismos internacionales y a Brasil.

En la licitación de Letras de Liquidez (Leliq) se captaron $286.270 millones a una tasa de 74,85% anual (-0,07 puntos respecto al día anterior) que les permitieron renovar todo el stock y hacer una pequeña absorción de $9.200 millones. El día anterior habían expandido $160 mil millones.

El Bono del Tesoro de Estados Unidos a 10 años, que juega un rol clave en el país porque es la referencia para medir el riesgo argentino, tuvo una leve baja que hizo que su rendimiento aumentara a 1,68%. El lunes rendía 1,64%. Pero los bonos argentinos se desplomaron e hicieron que el riesgo país aumentara nada menos que 101,94% a 1.771 puntos básicos. Están cercanos a precios de default. El Bonar 2024, el título de referencia de la deuda se desplomó 10,10%. El Discount en dólares con legislación argentina que nació con el canje de la deuda, bajó 6,89% y el Bonar 2020 que vence el año que viene perdió 3,80%. La tasa de retorno del Bonar 2024 ahora es de 44,94%; la del Bonar 2020 llega a 65% y la del Discount que vence en 2033 es de 21,24%. La lejanía de su vencimiento le baja el riesgo.

Este es el problema más grave de la Argentina. El FMI, sin duda le permitirá una refinanciación más cómoda de los vencimientos, pero será difícil que consiga quien le preste los casi USD 34 mil millones que le faltan para renovar los vencimientos de 2020. El default es el problema a resolver inmediatamente por el próximo Gobierno.

Pero a pesar de los obstáculos, el Banco Central colocó Letras del Tesoro en dólares por USD 409 a 7,08% anual. Estos títulos vencen el 29 de noviembre. La inestabilidad que provocaron las PASO obligó a suspender la otra licitación de estos títulos que vencían en marzo próximo.

 El Bonar 2024, el título de referencia de la deuda se desplomó 10,10%. El Discount en dólares con legislación argentina que nació con el canje de la deuda, bajó 6,89% y el Bonar 2020 que vence el año que viene perdió 3,80%

La Bolsa tuvo "el rebote del gato muerto", como se llama a la resurrección al día siguiente de la debacle. El S&P Merval, el índice de las líderes, aumentó 10,22% con negocios por $2.793 millones. Aluar, favorecida por el tipo de cambio más alto, aumentó 18,97%. Los bancos fueron los otros privilegiados. Francés aumentó 18,37% y Macro, 16,79%. La suba recuperó la mitad de lo que se perdió el día anterior.

Para hoy se espera otra jornada tensa con el dólar como centro de atención que será muy demandado. Los inversores tendrán la mirada puesta en la caída de los plazos fijos que hacen tambalear a las Leliq y alimentan la suba de la divisa norteamericana. Infobae.com