¿Son buenas las bicicletas eléctricas para usar en montaña?

Las bicicletas eléctricas de montaña son versátiles, resistentes y tienen mayor autonomía que otros vehículos de este tipo. Además de ser cómodas y funcionales, son una excelente opción para el entrenamiento cruzado o un proceso de adaptación tras una lesión.
martes, 24 de septiembre de 2019 · 11:27

Es importante revisar comparativas de modelos y conocer sobre los accesorios que son esenciales para un mejor funcionamiento.

Cuando comenzaron a darse a conocer las bicicletas eléctricas causaron cierta suspicacia entre los ciclistas, más aún para aquellos que prefieren el ciclismo de montaña. Con el paso del tiempo dejaron de ser una rareza y ahora es normal verlas en carreteras y zonas montañosas. Su popularidad viene dada por sus múltiples ventajas.

Ante la gran cantidad de modelos que hay, es necesario revisar portales especializados para tener una idea de como elegir modelos electricos para la montaña que se adecúen a los requerimientos particulares, además de conocer los mejores precios y así poder ver la relación coste-beneficio de cada modelo que esté entre los candidatos a comprar.

De igual forma, es conveniente revisar comparativas de todos los accesorios necesarios para el óptimo funcionamiento de la bicicleta eléctrica de montaña como portaequipajes, guardabarros y uno muy importante, la linterna de luz frontal, que es vital para poder divisar el camino, además de estar siempre bien iluminado de noche con la bici, lo cual es fundamental para evitar accidentes.

Es una excelente opción
Ante la pregunta que muchos se hacen, ¿son buenas las bicicletas eléctricas para usar montaña?, definitivamente la respuesta es sí, utilizarla tiene muchas ventajas. En primer lugar, las bicicletas eléctricas de montaña son muy resistentes al maltrato, ya que fueron diseñadas para trabajo brusco, por lo que tienen una gran fortaleza.

Son versátiles, ya que, aparte de ser ideales para montaña, pueden utilizarse en carretera y medio urbano en general con un gran rendimiento.

Tener una bicicleta eléctrica de montaña significa disfrutar de una autonomía de viaje muy conveniente, ya que fueron diseñadas para trayectos medianos y largos, de hecho su autonomía sobrepasa la que ofrece el resto de las bicicletas eléctricas.

Las mountain e-bikes tienen una mejor ergonomía, mejor amortiguación, neumáticos más gruesos y estables, y una gama de accesorios variada como las linternas mencionadas anteriormente, lo cual contribuye a una mejor comodidad y un óptimo funcionamiento del vehículo.

Enfrentarse a una subida para disfrutar de una ruta espectacular es posible sin tener que pensarlo mil veces si se cuenta con una bicicleta eléctrica de montaña, además que se logrará hacerlo en menos tiempo.

Este tipo de vehículos son ideales para las personas que requieren recuperarse de lesiones, por lo que necesitan realizar un proceso de adaptación progresiva al ejercicio.

También son perfectas para quienes en ocasiones desean hacer sesiones de rodaje fácil, pasear por la montaña sin tener que realizar un esfuerzo excesivo. Esto es posible ya que el usuario puede decidir el grado de pedaleo asistido que va a emplear, así que tampoco es cierto quienes señalan que con estos vehículos no se hace ejercicio, lo cual es falso.

Consejos para elegir la ideal
Son muchos los aspectos a tener en cuenta antes de elegir y comprar una bicicleta eléctrica de montaña. Una recomendación fundamental es que sea de marcas reconocidas. Se debe investigar cuáles son las primeras marcas y los modelos que tienen a disposición, los cuales seguramente tendrán un precio mayor, pero esto debe ser más que un gasto una inversión ya que es sinónimo de más resistencia y durabilidad.

Entre las marcas más reconocidas están Extrbic, Rich Bit, NCM, Orbea y AMDirect.

Se debe seleccionar el tipo y modelo de bicicleta eléctrica que se ajuste al uso que se le vaya a dar: paseo, trial, entrenamiento, cross country, competiciones descensos a campo traviesa,  entre otros, lo cual debe relacionarse además con el presupuesto que se tiene disponible para la adquisición.

Otros requerimientos sobre los que se debe indagar son la velocidad máxima asistida, el tiempo y la autonomía, en tal sentido hay que revisar lo relacionado con las especificaciones de sus componentes eléctricos, en especial el motor y la batería.

Es importante revisar si hay servicio técnico y posibilidad de adquirir fácilmente los recambios de la e-bike que se vaya a adquirir, ya que la idea es tener cerca técnicos cualificados al momento de presentarse un desperfecto, así como tener alcance las piezas de sustitución.

Un aspecto que da mucha pistas sobre la marca y modelo a elegir son las valoraciones que se hayan hecho de los productos. Es importante revisar las opiniones sobre diversos tipos de bicicleta de montaña y así poder saber sobre ventajas y puntos débiles que puedan tener.

En lo que respecta a los precios, esto va a depender de las características y durabilidad de la bicicleta. Las  más económicas tienen precios entre 900 y 1.100 euros, que vienen siendo las de gama media o media-baja. Las de mayor calidad tienen precios por encima de los 1.400 euros, inversión que bien vale la pena ya que son de mayor calidad, funcionalidad y tienen características técnicas, estéticas y prácticas superiores.

Las mejores de este año
Son varios los modelos de bicicletas eléctricas de montaña que se perfilan como los mejores del año, entre éstas podemos mencionar las tres siguientes:

NCM Moscow: cuenta con motor Das-Kit X15 de 250 W, el cual ofrece la potencia necesaria para desplazamientos en cualquier terreno e inclinadas pendientes. Su cuadro y horquilla son fabricados con una fuerte aleación de aluminio. La velocidad máxima regulada que entrega es de 25 km/h, tiene pantalla electrónica para controlar sus 6 niveles de asistencia y una poderosa batería de litio con una autonomía de 120 km aproximadamente.

NCM Prague: está fabricada de aluminio de alta resistencia y es muy ligera, pesa 25 kilos. Es de manejo suave y excelente maniobrabilidad en todo terreno, ya que cuenta con componentes mecánicos de alta calidad. Cuenta con un motor de tracción trasera Bafang que entrega 250 W de potencia, una batería DeHawk de 13 Ah, 6 niveles de asistencia en pedaleo que alcanzan hasta 25 km/h y autonomía de 96 km promedio.

Extrbici XF800: su principal característica es la velocidad. Llega hasta 40 km/h en terreno plano y está en capacidad de subir pendientes de 40° de inclinación. Cuenta con 5 niveles de asistencia. Tiene un motor de 1.000 W y una potente batería de litio con carga suficiente para 40 km asistidos, la cual soporta más de 500 ciclos de recarga cada uno con una duración entre 6 y 8 horas.