Pediatras alertan por la baja de consultas y vacunación durante el aislamiento

Desde la Sociedad Argentina de Pediatría, afirman que están generadas las condiciones para una consulta pediátrica segura y destacan la importancia de mantener las consultas y controles necesarios.
viernes, 12 de junio de 2020 · 15:46

Según dio a conocer la Sociedad Argentina de Pediatría, un relevamiento realizado en el mes de mayo en el Área Metropolitana de Buenos Aires por el Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) de la UCA mostró que un 22% de los hogares demoró la vacunación de sus niños por efecto de la cuarentena y un 44% reportó que tuvieron que postergar la visita de control al pediatra, algo que alarmó a los especialistas.

"Pareciera que el COVID ha invisibilizado al resto de las enfermedades pediátricas y eliminado por completo los motivos de consulta", advierten en un comunicado, a la vez que explican esta disminución por el miedo a concurrir a los centros de salud y vacunatorios, las dificultades con el transporte y la circulación y, en gran medida, confusión por mensajes poco claros desde el propio sistema de salud.

Esta situación, advierten, está provocando atrasos en el cumplimiento del calendario nacional gratuito y obligatorio de vacunación, sobre todo en el primer año de vida, que es el momento donde se concentra la mayor cantidad de vacunas para prevenir enfermedades muy graves como meningitis, neumonías, tétanos, difteria, coqueluche y sarampión.

"También puede generar la incorporación de alimentación complementaria inoportuna en los más pequeños, inadecuado acompañamiento familiar en las etapas madurativas de los niños, falta de adherencia a las medidas de prevención y detección tardía de determinadas patologías o condiciones que pueden diagnosticarse precozmente en controles de rutina", sostienen. 

Mientras que en chicos y adolescentes otro foco de alarma está puesto en aquellos que presentan enfermedades crónicas como diabetes, enfermedad renal, cardiopatías, enfermedades respiratorias crónicas, las relacionadas con la salud mental, entre muchas otras, que necesitan de un control periódico y en las cuales la falta de consulta médica puede traer aparejadas importantes complicaciones.

Desde la SAP, enfatizan que están generadas las condiciones para una consulta pediátrica segura, tanto las de control como las de urgencia, mediante protocolos muy estrictos que promueven el alejamiento temporal de los turnos, distanciamiento en salas de espera, equipos de protección personal, higiene y disponibilidad de alcohol en gel y lavado frecuente de manos, entre otros.

Existe además una separación edilicia muy clara dentro de las instituciones, que mantiene apartada el área para los pacientes sospechosos (por ejemplo, febriles) de los consultorios para niños sanos y los vacunatorios.

Recomiendan, entonces:

-Mantener las consultas y controles necesarios, solicitando turnos programados. 

-Especialmente en el primer año de vida, realizar todos los controles de salud y así poder anticiparse a cualquier dificultad que pudiera surgir.

-Respetar estrictamente los horarios estipulados y las normas de higiene y distanciamiento del centro de salud.

-Pautar la manera de acceder a los vacunatorios y así cumplir con los cronogramas establecidos por el Calendario Nacional.

-Promover la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad

-Cuando sea posible, hacer un uso adecuado de alternativas no presenciales de consulta (WhatsApp y/o Telemedicina) en las situaciones que puedan resolverse por este medio.

-Consultar cuando sientan que la situación en el hogar está siendo muy difícil en el aspecto emocional o de contención.