País

Mendoza: Le dieron 20 años de cárcel por matar a su hijito durante un “berrinche”

Verónica González, de San Rafael, asfixió con una almohada a su pequeño de 4 años en octubre del año pasado.
lunes, 3 de julio de 2017 · 20:03

Verónica González fue condenada hoy a 20 años de prisión por el crimen de su hijo Bautista, de 4 años, ocurrido el 18 de octubre de 2016 en San Rafael. Los jueces no aceptaron los atenuantes extraordinarios que pidió la defensora de la acusada y tampoco el de la fiscalía, que había solicitado cadena perpetua.

El tribunal de la Segunda Cámara estuvo integrado por Jorge Yapur, como presidente, acompañado por Néstor Murcia y Julio César Bittar, mientras que el fiscal fue Víctor Giambastiani, la defensora oficial Florencia Garciarena, asistió a la mujer que, ante la presencia policial en su casa de calle Los Franceses al 1600 en el momento del hecho, les confesó "maté a mi hijo" y mostraba las marcas de una auto lesión.

Luego la jueza de Instrucción Paula Arana, de San Rafael, imputó a Verónica González tras tomarle declaración indagatoria, por homicidio simple agravado por el vínculo por la muerte de su pequeño hijo de 4 años Bautista González.Al momento de los alegatos el fiscal Giambastiani pidió prisión perpetua para la acusada a quien consideró imputable, consciente del acto criminal, y que el mismo fue en un episodio de ira, violencia y descontrol ante un berrinche del niño.

Además señaló que se descartó que la mujer sufriera de esquizofrenia, como también problemas económicos ya que tenía trabajo y dejó de lado como posible atenuante la historia de vida relatada por González como de sufrimiento desde pequeña, con un padre abusador y la muerte por suicidio de su madre -según ella- al nacer, situación que se aclaró durante el juicio ya que el deceso de la madre sucedió por enfermedad cuando la acusada tenía dos años.

Por su parte la defensora, Florencia Garciarena, en su alegato solicitó ocho años de prisión en conjunto con un tratamiento psicológico y psiquiátrico, por entender que la "situación motivacional anormal” en la cual González le quitó la vida a su hijo, son circunstancias extraordinarias de atenuación.

La defensora resaltó para ello varios de los tramos de la vida de Verónica González, como la pérdida temprana de su madre, los abusos sexuales por parte de su padre y el juicio de filiación que mantenía con el padre de Bautista.

Así, tras los alegatos y un cuarto intermedio, el Tribunal decidió rechazar la petición de nulidad pedida por la defensora oficial, declarar "única y exclusivamente para el caso objeto de la presente causa, la inconstitucionalidad de la pena de prisión perpetua prevista para el delito de homicidio agravado por el vínculo”.Cabe recordar que el 18 de octubre de 2016 Verónica González, quien tenía 38 años en ese momento, llamó por teléfono a su psiquiatra para relatarle lo sucedido con su pequeño hijo de sólo 4 años. Fue el profesional quien dio aviso al 911 y la policía llegó poco después a la vivienda que la mujer alquilaba en la calle Los Franceses al 1600.

La mujer -quien además tiene una hija adolescente que vive con su padre- había asfixiado con la almohada a su hijito entre la medianoche del lunes y la madrugada del martes, y había estado junto al cuerpo del pequeño hasta que le habló al médico y arribaron los uniformados.