Mendoza misterioso femicidio: dormía con su madre y no vio que la ahorcaron

Una de las hijas de Cecilia Cortez declaró en el debate que se sigue al ex marido de la víctima por el hecho ocurrido en agosto de 2016.
jueves, 22 de noviembre de 2018 · 08:42

Cecilia Cortez (39) apareció muerta en su cama. Primero se pensó que había muerto por asfixia. Luego el forense dijo que la habían ahorcado. Ayer, durante el debate por este misterioso femicidio, una de sus hijas dijo que estaba acostada en la misma cama que su madre y no sintió que su padre habría ingresado y la habría matado, tal como dice la acusación.

Ayer comenzó el juicio contra la pareja de Cortez, Leonardo Celso Ibarra Lemos (45), quien podría recibir perpetua ya que está imputado por homicidio doblemente agravado por violencia de género y por haber mantenido una relación de pareja con la víctima. 
El hombre además es juzgado por amenazas agravadas por uso de arma y por haber participado de un robo junto a otros dos individuos.

Muerte dudosa

Según los investigadores, el 29 de agosto de 2016 entre las 2.30 y las 5.30, Ibarra habría entrado sigilosamente en la casa de Rodeo de la Cruz de su ex pareja -cuando ella se encontraba durmiendo- aprovechando que tenía una llave de la vivienda.

Luego habría entrado al dormitorio y golpeado violentamente en distintas partes del cuerpo para luego tomarla del cuello y provocarle una muerte por asfixia.

Inicialmente los peritos de Policía Científica no advirtieron signos externos de ahorcamiento. Pero la causa de la muerte fue reportada por el Cuerpo Médico Forense un mes después del deceso. En ese momento, la Justicia puso la mirada en Ibarra, quien en ese momento ya estaba detenido por un robo. 

Tras ser imputado por femicidio, sus dos hijas declararon que Ibarra maltrataba a Cecilia y a ellas mismas verbal y físicamente. Según las dos testigos, los maltratos eran permanentes pero nunca se habían animado a denunciarlo. 

Incluso explicaron al fiscal Juan Carlos Alessandra que Ibarra acostumbraba a tomar a Cortez del cuello y le decía que un día iba a aparecer “en un cajón” y que ni se le ocurriera estar con otro hombre “porque la iba a dejar en silla de ruedas”.

A una de las chicas le dijo en cierta ocasión, mientras la amenazaba con un arma, que si contaba la situación de violencia machista que padecían, “voy a dejar a tu madre en silla de ruedas o le voy a dar un tiro a tu novio”.

¿Suicidio o femicidio?

Durante el debate las dos hijas de Cecilia Cortez ratificaron los maltratos, asegurando que Ibarra era violento y estaba armado. Pero, por otro lado, afirmaron que inicialmente pensaron que su madre había muerto por una sobredosis de medicamentos porque habían encontrado un blíster al que le faltaban 9 pastillas de Clonazepam.

El misterio del crimen es que la noche en que murió Cecilia estaba en su cama y una de las hijas estaba con ella. Cerca de las 5.30 la quiso despertar pero la mujer no reaccionaba. La chica llamó a su hermana y entre las dos trataron de voltear a su madre ya que estaba boca abajo.

Ayer, durante el juicio, la chica declaró que no sabe en qué momento Ibarra habría entrado a la casa y que, si la atacó sobre la cama, ella no sintió que a su madre la estaba golpeando y estrangulando. Hoy declararán los peritos forenses.

Claves

Cecilia Cortez murió el 29 de agosto de 2016 en su casa en Rodeo de la Cruz. A un mes del hecho se determinó que había sido ahorcada manualmente.

El acusado del femicidio es Leonardo Ibarra, ex marido de la víctima, quien está imputado y preso por este hecho y por un robo cometido en 2016 junto a dos sujetos.

La mujer dormía en su cama junto a una de sus dos hijas cuando Ibarra habría ingresado a la vivienda. Los pesquisas creen que la golpeó y luego la ahorcó hasta matarla.