Mar del Plata: cayó “viuda negra” que seducía y dopaba a abuelos

La mujer era intensamente buscada por seducir y robar a hombres ancianos. Había logrado hacerse de 30.000 dólares bajo este modus operandi.
domingo, 16 de diciembre de 2018 · 11:05

Una mujer de 47 años que era buscada desde agosto acusada de haber seducido y robado a dos hombres fue detenida en las últimas horas, luego de robar un templo evangelista del centro de Mar del Plata, en el que se había apoderado de unos 50.000 pesos que se encontraban en una caja de seguridad.

La mujer fue identificada como Sandra Videla Astegiando, quien era conocida en los medios y por la policía como la “Viuda Negra”, por su modus operandi de seducir y robar adultos mayores.

El hecho por el que finalmente fue detenida Sandra Videla ocurrió el jueves a la noche en el templo evangelista Centro Cristiano Dios es Amor, ubicado en la avenida Independencia 1651.

Según información policial, la mujer había ingresado al templo junto con otros fieles y, en un descuido de los presentes, tomó el dinero en efectivo que se encontraba en una caja de metal.

Al faltar el dinero, la encargada del templo llamó a la policía y personal del Comando de Patrullas y de la comisaría primera fueron hasta el lugar y tras unos minutos encontraron que Videla Astegiando tenía en su poder los 50.000 pesos que faltaban.

Una vez que identificaron a la mujer, se encendió las alarmas de la policía al notar que el nombre de la sospechosa coincidía con el de la mujer buscada.

La fiscalía N°4, a cargo de Andrea Gómez, había ordenado la captura de la fémina y difundido las fotografías de prontuario de Videla.

Tal como fuera informado, en la noche del martes 28 de agosto un hombre de 71 años conoció supuestamente a Videla en la calle, en cercanías de la sala de bingo ubicada en Entre Ríos y Moreno. De allí la invitó a cenar en el restaurante de Corrientes y Colón, ubicado a pocos metros de su departamento.

Tras entrar en confianza, el hombre, oriundo de Rosario, pidió ser acompañado hasta su domicilio para compartir algunas copas de vino. Entrada la madrugada, el hombre se durmió y recién despertó ya con las luces del nuevo día. La mujer no estaba allí: tampoco sus 30 mil dólares y sus alhajas.

En otra ocasión, un hombre de 72 años conoció a una mujer en la calle y la llevo a su casa, donde fue dopado con una sustancia poderosa, al punto tal que recién reaccionó a los tres días en la sala de un nosocomio. La mujer le había robado una escasa cantidad de dinero pero varios objetos de valor, como relojes, alhajas, pequeños electrodomésticos y teléfonos celulares.

Sin embargo, la mujer pudo ser identificada gracias a que en un descuido, la “Viuda Negra” olvidó su Documento Nacional de Identidad en la casa de una de las víctimas. Esa información permitió establecer que se trataba de Videla y la Justicia ordenó unos allanamientos en el edificio tomado de Libertad y Don Bosco.

Fuente: 0223

Comentarios