La Pampa: mataron a su amigo, escondieron el cadáver en la parrilla y armaron una fiesta en su casa

En La Pampa, dos jóvenes asesinaron a balazos a un conocido suyo en su propia casa. Además vendieron el TV de la víctima por internet.
viernes, 6 de julio de 2018 · 16:02

Un macabro crimen conmocionó en los últimos días a La Pampa, luego de que unhombre de 34 años apareciera muerto debajo de la parrilla de su casa. Por el asesinato, dos amigos de la víctima fueron detenidos, quienes se quedaron, incluso, en la casa a vivir y hasta querer vender un televisor de la víctima.

El episodio ocurrió el pasado 23 de junio, cuando Diego Loza (34) se juntó con sus amigos en una casa de Santa Rosa. Sin embargo, lo que parecía ser una reunión de asado y diversión, se convirtió en una pesadilla. La familia de Loza comenzó a preocuparse ya que, 48 horas después, no había respuestas por teléfono por parte de Diego.

Una vez realizada la denuncia de desaparición, los policías allanaron un departamento de un edificio ubicado en la avenida Luro y Emilio Zola, donde se encontraron con un escenario macabro. Al menos media docena de empanadas estaban calientes sobre la mesa del living, mientras que había un recipiente con cubitos de hielo.

 

Los agentes recorrieron el inmueble y, al llegar al balcón, se encontraron con el peor escenario: el cuerpo sin vida de Loza se encontraba debajo de la parrilla, con las manos y los pies atados con una soga, todo envuelto en una frazada.

De acuerdo a las pericias, el hombre de 34 años había recibido un disparo cerca de un tobillo, otro en un brazo y un tiro mortal en la boca.

Las empanadas calientes, el hielo y otros datos específicos le permitieron corroborar a la policía que los responsables del asesinato se quedaron viviendo en el departamento de Loza durante los dos días siguientes hasta la llegada de los efectivos.

A partir de la investigación y el registro de una cámara de seguridad, la Policía dio con dos sospechoso que serían los responsables del asesinato. Uno es un joven de 22 años llamado Walter Rojas Pedraza, mientras que el otro es un menor de 17 años.

La fiscal Cecilia Martini los imputó así por homicidio triplemente agravado por alevosía, participación de más de una persona y uso de arma de fuego, indicó Infobae.

 

Cuando lograron identificar a Pedraza como uno de los sospechosos, los investigadores descubrieron que había publicado el televisor de la víctima en un sitio de compra y venta de artículos usados de internet. "Nuevo. En su caja original", anunciaba en el posteo.

En tanto, para pedir justicia, unas 400 personas organizaron este jueves una marcha en reclamo de justicia por el crimen de Loza y otros tres homicidios cometidos en Santa Rosa.