Se negó a declarar el soldado voluntario por el femicidio en Iguazú

Es el principal sospechoso por el crimen de una joven de 19 años que fue asfixiada en el Parque Nacional de la ciudad misionera.
martes, 29 de octubre de 2019 · 21:08

El soldado voluntario detenido como sospechoso de haber asfixiado y asesinado a una joven de 19 años en la ciudad misionera de Puerto Iguazú, se negó este martes a declarar ante la Justicia y permanecerá apresado, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Carlos Luis Leandro Villar (20), quien fue trasladado ante el juez de instrucción 3 de Puerto Iguazú, Martín Brites, y se negó a declarar, acusado del delito de "abuso sexual y femicidio" en perjuicio de Vilma Mercado, cuyo cadáver fue hallado la noche del viernes, a metros de la rotonda de la ruta nacional 12, camino de acceso al Parque Nacional Iguazú.

 

El hallazgo del cuerpo de la joven se produjo en una zona boscosa, en cercanías de una antena repetidora de televisión y a unos 15 kilómetros aproximadamente del casco urbano de la ciudad, luego de que su madre denunciara su desaparición el miércoles de la semana pasada, cuando había sido vista por última vez en su casa del barrio Las Orquídeas.

De acuerdo al informe del médico forense, la joven murió por un "paro cardiorrespiratorio por asfixia mecánica", causada por una cinta de empaque que cubría su rostro.

Además, los análisis realizados por una odontóloga forense indicaron que al momento de su detención, Villar presentaba "una lesión en la mano que se condice con una mordedura y la cavidad bucal de la víctima".

 

En las últimas horas trascendió un mensaje de Whatsapp que sería del soldado voluntario detenido, en donde manifiesta una situación vivida con la víctima y en el que hace referencia a que estuvieron juntos esa noche y que ella se retiró del lugar "en un auto negro", llevándose "la cinta" de embalaje, que sería con la que cubrieron su rostro para causarle la muerte por asfixia.

Durante los allanamientos efectuados por la policía -uno de ellos en la pieza de alquiler de Villar-, se secuestraron cuatro celulares y un chip, aparentemente uno de los aparatos móviles coincidiría con el utilizado habitualmente por la víctima.

A partir de ahora el juez Brites tiene 15 días para determinar la prisión preventiva del acusado, aunque las fuentes indicaron que de todos modos el acusado continuará preso.