Horror en Río Negro: tenía tres años y murió tras ser violada por su padrastro

La pequeña llegó al hospital con golpes y quemaduras en todo el cuerpo. Tanto la madre como el padrastro quedaron detenidos.
viernes, 15 de febrero de 2019 · 09:50

Una nena de tres años murió después de agonizar varios días en un hospital de General Roca producto de los constantes abusos de su padrastro.

Sofia llegó al Sanatorio Juan XXII con signos de violencia y abuso sexual. Tras tomar conocimiento de la situación, la policía arrestó al padrastro de la víctima, acusado de haberla violado y a la madre de la menor, sospechada de ser cómplice del calvario de su hija.

Ambos permanecerán detenidos, en forma preventiva, por los próximos seis meses luego del pedido de la fiscal Belén Calarco y el fiscal jefe Andrés Nelli al juez de Garantías Maximiliano Camarda. Según se desprende de la investigación, los hechos se habrían producido entre septiembre y febrero de este año en dos domicilios diferentes del Valle Medio rionegrino.

A través de diversas entrevistas que realizaron las autoridades se permitió determinar que el padrastro ejercía “agresiones físicas que contra las dos hijas mayores de su pareja”, como “golpes y quemaduras”.

La víctima fue internada el 1 de febrero en un centro de salud de la región y murió cuatro días después. El equipo fiscal informó que tenía distintas heridas en su cuerpo y lesiones que permitieron concluir que el hombre “abusó sexualmente de la nena de tres años y dichas lesiones provocaron la muerte“.

El padrastro está acusado de abuso sexual con acceso carnal seguido de muerte. Sin embargo, como la violación fue cometida contra una menor de 13 años se agrava, además, “por ser encargado de la guarda de la nena y por aprovecharse de la convivencia preexistente”. Por otra parte, la fiscalía consideró que la mujer prestó colaboración para que su pareja pudiera llevar adelante el abuso sexual en contra de su hija de tres años.

El caso se hizo público luego de que la menor fuera intervenida por un cuadro de “peritonitis”. Fue entonces cuando los médicos observaron que Sofía tenía lesiones compatibles con un abuso sexual severo y golpes en otras partes del cuerpo, según indicaron fuentes hospitalarias.