Horror y bronca por otro perro despellejado en Córdoba

El espantoso episodio tuvo lugar en Río Cuarto y el animal está en grave estado. El caso recuerda a Chocolate, que murió tras agonizar. Los proteccionistas buscan datos sobre el atacante.
jueves, 25 de abril de 2019 · 11:51

Cuando los ecos por la muerte de " Chocolate", el cachorro de tres meses que murió días después de ser despellejado en la localidad de San Francisco, parecían acallarse, un nuevo caso conmociona la provincia de Córdoba. Se trata de "Rosita", una perra padeció algo casi similar en la ciudad de Río Cuarto, y ahora los proteccionistas buscan datos para dar con el responsable del cruento episodio.

 

Mientras el Congreso Nacional sigue debatiendo una posible reforma a la Ley de Maltrato animal (N° 14.346), "Rosita", una perra mestiza que vive en las calles de Río Cuarto, apareció con su cuerpo despellejado y a pesar de recibir atención veterinaria del Ente Descentralizado Municipal (EDECOM) y el apoyo de entidades protectoras de animales de la ciudad, su estado de salud es delicado.

El animal fue encontrado malherido hace una semana, entre las calles Patricias Mendocinas y Yapeyú, en barrio Alberdi. De inmediato recibió la ayuda de un grupo de proteccionistas que además realizaron la denuncia amparados por la Ley N° 14.346, de Malos tratos y actos de crueldad contra los Animales.

Natalia Borla, del programa Sentimiento Animal, contó que "una vecina le había dado de comer a Rosita el viernes las 8.30 en la calle y que a las 9.30 la encontró despellejada frente a su casa. Además, advirtió que en ese sector también han hallado gatos ahorcados y perros baleados en las patas".

Conocido el hecho, un grupo de proteccionistas buscan testigos para saber quién dejó a la perra al borde de la muerte. En tanto, en las redes sociales crece la indignación por el perverso ataque y las muestras de compasión hacia el animal.

Al conocerse el hecho, decenas de personas se comunicaron con los proteccionistas de Río Cuartopara ofrecerse a adoptarla y darle una vida digna, pero sus rescatistas advierten que todavía no está fuera de peligro.

Debido a la gravedad de las heridas, la perra debió ser operada y permanece bajo el cuidado de profesionales del área de Zoonosis del Edecom y actualmente su pronóstico es reservado.

Verónica Nuesch, una de las veterinarias que atiende a Rosita, contó en las redes que la perra "se puso de pie para demostrar que es una pequeña gran guerrera" y no deja de brindar muestras de agradecimiento y cariño por la atención que recibe.

"Hoy fue Rosita, mañana puede ser tu mascota que en un descuido se escapó, pasado puede ser tu hija cuando vuelve de la facultad. Rosita somos todos pelo a pelo", escribió la veterinaria para generar conciencia contra la crueldad que sufrió el animal.

Galería de fotos