Madre ruega que le devuelvan a su hijo

Su padre lo tiene secuestrado desde octubre. La familia materna desconoce el paradero del chico de 14 años.
viernes, 26 de abril de 2019 · 09:27

Mi hija ruega de rodillas en el juzgado que le devuelvan a su hijo", reflejó entre lágrimas Etelvina, abuela de un menor de 14 años que desde octubre pasado se encuentra con su padre, sin autorización judicial. A partir de entonces, ni su mamá ni su familia mantuvieron contacto alguno con el adolescente, y desconocen su paradero, razón por la cual exigen a las autoridades judiciales que avancen con el procedimiento de revinculación, a pesar de la negativa del padre del chico.

La odisea de Lilian comenzó el último 18 de octubre, cuando su hijo abordó la camioneta de su padre, y partió desde Banfield hacia un destino desconocido, puesto que a las pocas horas empezaron a sucederse los obstáculos que su ex pareja le interpuso para impedir reencontrarse con el joven.

"Es terrible lo que estamos pasando, nosotros lo criamos en nuestra casa porque cuando él tenía un año el padre los dejó a los dos, por otra mujer" expresó la abuela del muchacho. 

Compartir

En este sentido, Etelvina Arrese, abuela del chico, señaló a Crónica que "apenas se fue de casa, la ex pareja fue a la comisaría para denunciarla por violencia infantil a mi hija. Una imputación que la Justicia desestimó porque jamás presentó pruebas". Posteriormente, "nos bloqueó todo tipo de comunicación, fue por eso que nos dirigimos al Juzgado de Familia N° 7 de Lomas de Zamora, que había determinado el régimen de visitas, para exigir la revinculación. Pero él jamás se presentó y no sabemos nada de mi nieto", agregó Etelvina.

Según el relato de la mujer, "es terrible lo que estamos pasando, nosotros lo criamos en nuestra casa porque cuando él tenía un año el padre los dejó a los dos, por otra mujer. Entonces nos hicimos cargo de los ellos porque ella tuvo una depresión muy grande". No obstante, Arrese consideró que la causa de este tormento que padecen hace seis meses radica en que "está empecinado con mi hija, porque él quería tener dos relaciones a la vez, pero cómo ella se dio cuenta de que seguía con la otra mujer, decidió no reconciliarse. Por eso comenzó a llenarle la cabeza al nene, a seducirlo con cosas que nosotros no podíamos comprarle".

Sin embargo, en aquella jornada de viernes, el adolescente le contó con entusiasmo a su abuela que iniciaría la práctica de tenis en un club cercano, y hasta le agradeció todo lo que ella había hecho por él. Se despidieron y él prometió regresar pronto, pero jamás lo hizo. En consecuencia, la ser querida del joven reconoció que "mi hija dedicó toda su vida al nene, sólo tenía su tiempo para él, por eso es injusto y causa impotencia que ni siquiera pueda hablar con él. Nos la arrancaron de nuestras vidas y no sabemos cuándo volveremos a verlo, estamos desesperados".

Por lo tanto, la única esperanza se centra en el mencionado juzgado, al cual recurre diariamente la desconsolada progenitora, justamente como dejó en claro su madre que "mi hija perdió el trabajo, perdió todo porque se la pasa yendo a los tribunales pidiendo la revinculación, les ruega de rodillas a las autoridades judiciales que hagan lo imposible para volver a ver a su hijo, que es todo lo que tiene".