Habría otras víctimas abusadas en Rosario de Lerma

Salta-se conoció que el “Chacal” Guaymás golpeaba a su exmujer porque ella le reclamaba por los encuentros con algunas menores.
jueves, 23 de mayo de 2019 · 09:18

Los dos implicados en la red de corrupción de menores y abusos sexuales fueron imputados por los delitos con cargos que llegan hasta los 15 años de prisión. El caso ventilado por El Tribuno el domingo pasado puso de relieve cómo uno de los detenidos, un reconocido comerciante, pagaba por abusar de una menor desde que tenía 11 años, y además buscaba nuevas víctimas menores.

J. Guaymás, el "Chacal", de barrio San Rafael, al parecer actuaba en solitario, pagaba 500 pesos al tío de la menor, quien además era el empleado en el comercio del abusador. Por cada cita en que terminaba sometida la menor, el intermediario cobraba en efectivo. Algunos testimonios de parientes de uno de los detenidos revelaron que el principal sospechoso fue visto semanas atrás con otras menores en las afueras de su comercio en horas de la noche.

Esta aseveración fue corroborada por la exmujer del "Chacal", quien lo denunció por violencia debido a que el sujeto la golpeada a menudo porque ella conocía de versiones de que "su marido pagaba a menores para tener sexo".

Precisamente en fecha de principio de este mes de mayo Guaymás fue excluido del hogar por orden judicial, medida que el ahora detenido obedeció a medias. Horas después de ser retirado de su hogar en barrio San Rafael, el "Chacal" volvió a su casa, golpeó a un policía que estaba de consigna y violentó de nuevo a su mujer.

Era el presagio de cómo la mano de la Justicia iba a llegar pronto. Una comisión policial de la comisaría 14 comenzó a buscarlo, cuando surgieron las diligencias para comprobar los abusos contra la menor de 14 años. Los testimonios, las pruebas de rigor a la víctima de abuso y otras denuncias terminaron con la perversa vida de Guaymás.

Ahora el fiscal penal 1, Federico Obeid, de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, tratará de establecer si el intermediario buscaba nuevas víctimas menores de edad para Guaymás. También surgió la versión de que la menor era promovida por Guaymás y su tío para buscar nuevas menores para ser corrompidas por el "Chacal".

La línea investigativa, a la cual tuvo acceso El Tribuno, hace referencia a posibles encuentros con otros sujetos mayores de edad, alentados por los detenidos.

Entre tanto, la mujer del "Chacal" decidió refugiarse junto a sus hijos en la casa de un pariente en otro punto de la ciudad de Rosario de Lerma. Atemorizada por lo que pudiera pasarle a su familia y a ella, decidió dejar su casa. La familia no tiene custodia policial, por estos días transcurre no sabiendo qué hacer de su vida. Convivía con un presunto violador que en más de una oportunidad la violentó.

Abuso y promoción de la prostitución

Los acusados tienen 44 y 28 años. Para el caso del primero, identificado como J. Guaymás, se le imputaron los delitos de abuso sexual calificado y promoción de la prostitución agravada por la recepción de pagos, por el vínculo, la convivencia y la minoridad de las víctimas.
Se trata de cargos con penas que llegan hasta los 15 años de prisión para el caso del principal acusado, identificado como J. Guaymás de 44 años.
Y el segundo hombre quien también fue imputado, identificado como C. Rojas de 28 años, del barrio San Rafael, era quien cumplía el rol de intermediario, pues influía en la menor para que la misma acudiera a los encuentros sexuales con Guaymás. Este último patrón de Rojas.
En vista de ello, a este sujeto se lo imputó por el delito de promoción de la prostitución agravada por la recepción de pagos, por el vínculo, la convivencia y la minoridad de las víctimas, el que establece penas de hasta 10 años de prisión.

 

El Tribuno