Fue filmado robando una heladería y un tatuaje lo complicó

Mendoza- El sujeto, de 32 años, fue sorprendido cuando llevaba una mochila con un arma y municiones. Un grabado en la piel que llevaba en su brazo izquierdo permitió identificarlo. El asalto ocurrió el año pasado en el barrio Trapiche.
viernes, 14 de junio de 2019 · 11:40

Un presunto ladrón fue detenido la mañana de este jueves tras un procedimiento en Godoy Cruz. El sujeto está señalado por asaltar una heladería del barrio Trapiche en noviembre del año pasado. Cayó con un arma de fuego y varias municiones. Un tatuaje en un brazo lo comprometió.

La detención se produjo cuando policías de Búsqueda de Prófugos, de la Dirección de Investigaciones, se encontraban realizando tareas propias en el interior del barrio Los Toneles y observaron a un sujeto salir de una propiedad con una mochila en sus manos. 

Debido a la sospechosa actitud del individuo, los efectivos procedieron a identificar. Pero este se percató de la presencia de los investigadores y arrojó la mochila debajo de un auto. Acto seguido, se metió nuevamente a la vivienda.

No obstante, los sabuesos consiguieron aprehenderlo y se recuperó la mochila que descartó. En el interior de la misma, se halló una pistola 9 milímetros, marca Taurus, con un cartucho en la recámara, es decir, que estaba lista para ser disparada. También había municiones para ese arma, de calibre 357 y un cargador con balas 12.70, detallaron las fuentes. 

Al ser identificado el sospechoso, de 32 años, se constató que era buscado por un asalto ocurrido el martes 27 de noviembre de 2018 en la heladería Grido del Trapiche, ubicada en calles Italia y Río Mendoza.

En el mismo, un sujeto con gafas oscuras se hizo pasar por cliente, hizo la fila y cuando le tocó su turno sacó un arma de fuego, amenazando al empleado de la caja. De ese modo, se llevó el dinero de la recaudación y se dio a la fuga.

El hecho fue registrado por una cámara de seguridad del local y fue publicado al día siguiente por El Sol

Justamente, en las imágenes se alcanza a observar un tatuaje que el autor posee en el brazo izquierdo. Esa característica lo terminó por complicar, ya que permitió que los efectivos lo identificaran fácilmente. 

El señalado maleante fue llevado a los calabozos de la Oficina Fiscal Nº 17 de la Comisaría 40ª, donde quedó a disposición de la Fiscalía de Robos y Hurtos. 

 

EL SOL